Santiago
+15° C
Actualizado
viernes, 29 mayo 2020
02:21
h

Un golpe en la cabeza propinado por su marido mató a la mujer de Lugo

Aparecieron cuatro cuchillos ensangrentados: el hombre intentó cortarse las venas antes de arrojarse por la ventana// No existían denuncias anteriores

Un fuerte golpe en la cabeza fue, a falta de que se produzca la confirmación oficial tras la autopsia, la causa de la muerte de Manuela Iglesias Fernández, de 79 años, ocurrida en la noche del sábado en el municipio lucense de A Pastoriza, concretamente en la parroquia de Crecente, tal y como informó en su edición de ayer este periódico. Hortensio Ónega Murado, de 81 años, marido de la víctima, fue quien le causó la mortal herida y posteriormente se quitó la vida, en un presunto crimen de violencia machista que investiga la Guardia Civil.

Fueron la nieta y su pareja los que encontraron primero el cadáver de Manuela tendida boca arriba y en medio de un gran charco de sangre. En un primer momento pensaron que pudiera haber sufrido un asalto. Hasta el lugar acudió una patrulla de la Guardia Civil del puesto de Meira y otra del de Villalba, que hallaron en la encimera de la cocina tres cuchillos ensangrentados y una cuarta hoja, también manchada, próxima al cadáver.

Mientras, el cuerpo sin vida del hombre fue hallado en el exterior de la vivienda bajo una ventana que estaba abierta y por la que pudo haberse precipitado. El presunto asesino, que carecía de antecedentes por violencia machista y sobre quien, por tanto, no pesaban medidas cautelares, tenía también cortes en la muñeca y calzaba una sola zapatilla, idéntica a otra que estaba en la cocina.

Los investigadores sospechan que las heridas que presentaba el hombre se las hizo con los cuchillos ensangrentados que aparecieron en la vivienda y que, al no conseguir quitarse la vida, optó por lanzarse al vacío desde la parte alta de la vivienda. Ya estaba muerto cuando le localizaron.

El matrimonio residía en un domicilio unifamiliar en la parroquia de Crecente, junto a su hija (que sufrió un ataque de ansiedad y tuvo que se evacuada a un centro hospitalario), su yerno, una nieta y su novio. Al confirmarse que se trata de un nuevo asesinato machista, la de A Pastoriza sería la sexta víctima en lo que va 2020 y se elevarían a 1.039 las mujeres muertas en casos de este tipo de violencia desde 2003, año en que comenzaron a registrarse estos homicidios. Es el primer caso este año que se registra en Galicia.

VeCINOS EJEMPLARES

•••A Pastoriza celebró ayer un pleno extraordinario en el que decretó dos días de luto por una tragedia que según el alcalde, Primitivo Iglesias, provocó un profundo impacto en los vecinos. "Cuando se supo la noticia, nadie daba crédito. Es una familia muy conocida y apreciada", dijo el regidor, que asegura que "nadie se imaginaba esta tragedia". Por su parte, la teniente de alcalde, Elba Carrera, reconoció que nada hacia el exterior podía hacer pensar en lo que pasó, ya que el matrimonio de puertas para fuera formaba una pareja muy unida. Carrera precisó que la víctima "estaba muy pendiente de él, porque tenía sus limitaciones físicas, e iban juntos a las actividades municipales y a los viajes del Imserso". A Pastoriza está de luto.

27 ene 2020 / 00:00
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito