Santiago
+15° C
Actualizado
jueves, 30 junio 2022
21:48
h

A un paso de predecir un cáncer veinte años antes de su diagnóstico

Vinculan genes 'saltarines' con tumores // Tubío: "El humo del tabaco los puede activar"

Una de cada tres personas sufrirá cáncer a lo largo de su vida. El hallazgo del grupo Genomas y Enfermedades del CiMUS, dirigido por el doctor José Manuel Castro Tubío, ha supuesto un gran paso no solo para llegar a tratamientos más eficaces y personalizados contra las dolencias oncológicas, sino también para llegar a prevenirlas, ya que abren vías para llegar a predecirlas hasta veinte años de ser diagnosticadas.

Este revolucionario descubrimiento dentro del mayor estudio genómico del cáncer, en el que Tubío y su equipo llevan trabajando desde hace siete años, ha hecho que hasta el ministro de Ciencia, Pedro Duque, compartiese un tuit del científico del CiMUS para felicitarle: "Decisiva contribución de la investigación española al conocimiento de los procesos del cáncer. Es un ejemplo claro del éxito de la colaboración científica internacional entre centros de investigación, universidades y hospitales".

Ayer, en plena resaca de comparecencias con los medios de comunicación, el doctor Tubío, emocionado y cansado, explicó a este diario que el mensaje de Duque "es todo un estímulo para seguir trabajando".

Precisamente, en la tarde de ayer, este científico junto a Bernardo Rodríguez, investigador predoctoral en Genomes & Disease, fueron los protagonistas de la presentación de los resultados del hallazgo a la comunidad científica en un acto presidido por la conselleira de Educación, Carmen Pomar, junto al vicerrector de Investigación e Innovación de la USC, Vicente Pérez Muñuzuri; Pilar López-Rioboo Ansorena, subdelegada del Gobierno en A Coruña; Manuel Aguilar, presidente de la Asociación Española contra el Cáncer (AECC) en A Coruña, y Carlos Diéguez, director del Centro Singular de Investigación en Medicina Molecular e Enfermidades Crónicas (CiMUS) de la USC.

Sobre el trabajo, el mayor realizado hasta la fecha en el campo de la genómica del cáncer, el doctor Tubío explicó que se centró en estudiar el llamado ADN basura, donde descubrió "varios tesoros". "Son regiones de ADN hasta ahora ignoradas que explican el origen y la progresión de ciertos tumores y abren nuevas vías para el tratamiento de la enfermedad y la prevención precoz al poder diagnosticarse años antes de aparecer".

Como un profesor a un alumno, indicó que hay unos genes saltarines que impulsan el crecimiento de los tumores. "Esos genes, que en realidad son fragmentos, se activan en presencia de algunos factores, por ejemplo, con el humo del tabaco".

Sobre los tipos de tumor de mayor relevancia en el hallazgo, señaló que "esa parte del ADN hasta ahora ignorada, conocida como ADN basura, y a la que nadie miró, es ahora donde está la mecha que enciende el cáncer de pulmón, de mama, de esófago, cabeza, cuello y colon, sobre todo, aunque podemos hablar de hasta 30 tipos de tumores".

TRES MIL PACIENTES. Recordó que el estudio, que incluye el análisis genómico de tumores en casi 3.000 pacientes y 38 tipos diferentes de cáncer, se enmarca en el consorcio internacional Pan-Cancer, una iniciativa de enorme envergadura para el estudio de las bases genéticas del cáncer, en la que participaron durante siete años cerca de 1.000 investigadores de todo el mundo.

Tubío subrayó que de los 23 trabajos presentados, los 2 principales son los del grupo que dirige en el CiMUS.

José C. Tubío

Dir. grupo Genomas del Cimus

"En el ADN basura está la mecha que enciende el cáncer de pulmón, mama, esófago, cabeza y cuello y colon"

06 feb 2020 / 21:50
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito