Santiago
+15° C
Actualizado
sábado, 19 septiembre 2020
11:29
h

Unidad integrada para paliar la obesidad mórbida al alcance de todos los gallegos

Santos Prieto Cirujanos cuentan con un experimentado equipo de especialistas para abordar esta patología // Las técnicas mínimamente invasivas son el fundamento de sus operaciones

Está considerada como la gran epidemia del siglo XXI. Se trata de la obesidad mórbida, una patología que afecta ya al 32 % de la población mayor de 15 años en Estados Unidos y al 15,5 % de los ciudadanos adultos españoles. Es ya una de las primeras causas de mortalidad en los países desarrollados y en vías de desarrollo, y se está convirtiendo en un problema social y de salud pública de primera magnitud. La obesidad, entendida como un incremento del peso corporal a expensas del tejido adiposo, se considera hoy en día una enfermedad crónica, que está asociada frecuentemente a dolencias graves invalidantes, como diabetes, dislipemia, cardiopatía, artropatía severa...

Así, se ha convertido en un reto para todos los organismos que velan por la salud de las personas y también para la medicina, que ha realizado esfuerzos en el desarrollo de técnicas para tratar de combatirla.

Los doctores Fernando Santos y Daniel Prieto, ambos cirujanos generales, han decidido también dar un paso más allá y especializarse en esta patología. Así, además de formarse en todo lo relacionado quirúrgicamente con la obesidad mórbida, también han creado una unidad de tratamiento integral que tiene como objetivo el estudio de cada paciente y de las posibilidades de actuación. En este sentido, explican los reconocidos cirujanos, hay que tener en cuenta que la mayor parte de los enfermos "tienen un trastorno de base psicológica asociado con un comportamiento desordenado en la ingesta o convulsivo".

El tratamiento que ofrecen los doctores Santos y Prieto es multidisciplinar, es decir, cuenta con la participación de nutricionistas, endocrinólogos, psicólogos, cirujanos digestivos y cirujanos plásticos, que estudian pormenorizadamente cada uno de los casos. Además, el tratamiento quirúrgico, del que se encargan ambos cirujanos, pasa por varías técnicas de distinta radicalidad en función del grado de obesidad.

"Para los casos menores contamos con un grupo de acciones que ayudan a disminuir la ingesta sin alterar la estructura anatómica del individuo: gastroplastia con banda, marcapasos ability o el balón intragástrico, entre otras", explican los cirujanos en una entrevista concedida a EL CORREO.

En los casos más avanzados se lleva a cabo una modificación de la anatomía del estómago: la transformación del estómago en un tubo -reducción de estómago- y por tanto de su capacidad. Puede ir asociada o no a una técnica que disminuya la absorción de la cantidad de alimento ingerido: reducción de estómago con by-pass más o menos largo (es decir, con mayor o menor longitud de intestino sin paso de alimento). En las grandes obesidades es necesario hacer una exclusión casi completa del intestino.

Ya que el mayor grupo de obesidades son las del primer tipo, las técnicas poco invasivas y que no alteran la anatomía se han ido imponiendo, asociadas a un tratamiento multidisciplinar de gestión de alimentos, en el ámbito de la psiconutrición, con control de nutricionistas; servicios que ofrecen en sus consultas los doctores Fernando Santos y Daniel Prieto. No obstante, por ahora el aporte de las técnicas quirúrgicas "es clave y con una eficacia contrastada".

En su página web www.santosprieto. com explican detalladamente cada uno de estos tratamientos. Además, cuentan con consulta en el Hospital HM La Esperanza y en la Clínica Virgen del Portal, ambas en Santiago. Por otro lado , próximamente abrirán otra en el Hospital Quirón de Pontevedra, donde en la actualidad ya realizan las cirugías más complejas que requieren de Unidad de Cuidados Intensivos, como las de obesidad mórbida.

DOS AÑOS DE SEGUIMIENTOLa cirugía desarrollada por Santos Prieto Cirujanos se realiza en todos los casos por laparoscopia y con ingreso inferior a 72 horas. El seguimiento es realizado por la unidad multidisciplinar de Santos Prieto Cirujanos durante un plazo mínimo de 2 años, con controles analíticos y apoyo nutricional y de actividad física. "El resultado es el control de la obesidad en más del 87 % de nuestros enfermos y de la diabetes en el 92 %", aclaran los cirujanos. Es imprescindible, por tanto, que en la fase de diagnóstico interactúen los distintos miembros de esta unidad, integrada por médicos expertos en nutrición, psicólogos con formación en trastornos alimentarios, cardiólogos, anestesiólogos, neumólogos y médicos endoscopistas que evalúen la viabilidad de los distintos tratamientos.

24 nov 2018 / 00:00
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito