Santiago
+15° C
Actualizado
miércoles, 12 mayo 2021
08:00
h
doble investidura

La USC recupera los honoris causa y rompe con cinco años de austeridad impuesta por Barro

Nair y Stute, ambos autoridades mundiales en materia agroforestal y Teoría de la Probabilidad, reciben el reconocimiento de la Universidade de Santiago, congelado en 2003

El Salón Nobre del Colexio de Fonseca de la Universidade de Santiago de Compostela (USC) se volvió a vestir ayer de gala para celebrar la ceremonia de investidura como Doctor honoris causa del indú Ramachandran Nair y el alemán Winfried Stute, autoridades mundiales cada uno de ellos en los ámbitos de los sistemas agroforestales y la Teoría de la Probabilidad, respectivamente. Esto no sucedía desde que el 19 de noviembre de 2003 recibiera este alto reconocimiento el doctor Juan Sebastián López Arranz.

A partir de ese momento, un año y medio después de que Senén Barro ganase las elecciones y se convirtiera en rector de la USC, el gobierno universitario acometía su Plan de Equilibrio Económico y Financiero, concebido para remontar la precaria situación de sus cuentas y con el que perfiló una política de austeridad y reducción de gastos.

En este escenario y con la aplicación de una economía de guerra, la concesión de los honoris causa quedó congelada. La pomposidad de las puestas en escena de este tipo de actos, unido a los propios gastos que representan, justificaron entonces tal decisión.

En los primeros 18 meses con Senén Barro al frente de la Universidade de Santiago, entre mayo de 2002 y noviembre de 2003, fueron cinco los honoris concedidos que presidió. Tras ellos, ha tardado cinco años en hacerlo.

Lula da Silva, pendiente

No obstante, desde 2003 permanecen pendientes de celebración las investiduras del presidente brasileño, Luis Ignacio Lula da Silva, quien fuera propuesto por el departamento de Ciencia Política e da Administración; y del doctor Jaime Gil Aluja, a propuesta del departamento de Economía Financiera e Contabilidade. En el primer caso, la ceremonia todavía no tiene fecha establecida y sigue esperando el acomodo de las respectivas agendas, mientras que Gil Aluja recibirá su doctoramiento honoris causa el próximo día 23 de este mes. Entretanto, ayer recibían su reconocimiento Nair y Stute, aprobado a finales del año pasado por el gobierno de la USC. Su rector enmarcó estas concesiones en el empeño de la Universidad por ser una institución docente e investigadora "comprometida socialmente, respetuosa con el ambiente, sensible a los intereses de nuestro entorno y del conjunto de la sociedad".

La USC estrena con Nair, y específicamente con el área agroforestal, su primer doctorado honoris causa en el ámbito de las Ciencias Técnicas. Como su madrina actuó la profesora del Departamento de Producción Vegetal de la USC María Rosa Mosquera Losada. Este profesor de la Universidad de Florida es el investigador líder mundial en sistemas agroforestales, siendo pionero en su uso como modelos de producción sostenible.

Stute destaca como una autoridad mundial en la Teoría de la Probabilidad y especialmente en los procesos empíricos, con los siguientes desarrollos en Estadística Matemática y notables aplicaciones en el análisis de supervivencia y en las finanzas cuantitativas. Tuvo por padrino a Wenceslado González Manteiga, catedrático de Estadística.

TRADICIÓN Y MODERNIDAD

En cuatro lenguas y por Internet

"Tradición y modernidad pueden y deben darse la mano", destacó ayer el rector de la Universidade de Santiago, Senén Barro, en el acto doble de investidura, que por primera vez pudo ser seguido a través de Internet, teniendo por escenario una institución académica cinco veces centenaria. Además, y también como novedad, puso de manifiesto que en la ceremonia se emplearían cuatro lenguas, rompiendo con el uso exclusivo y riguroso del latín, ya que además de ésta, las intervenciones y los formulismo se realizaron en gallego, castellano e inglés.

Barro apuntó que el latín "no debe desaparecer" de este tipo de actos, pero que "por muy protocolarios que sean" es necesario que "todo el mundo pueda sentirse partícipe".

El rector compostelano aprovechó su intervención para agradecer a Nair su apoyo y colaboración con el departamento de Producción Vegetal y, desde la posición "comprometida socialmente" de la USC, hizo extensivo este agradecimiento por "su inquebrantable compromiso con países en desarrollo, a los que tanto puede ayudar su conocimiento y compromiso vital".

En sus palabras hacia Stute subrayó la "excepcionalidad de este probabilista, que "generó una herramienta para el desarrollo probabilístico de la estadística, con numerosas aplicaciones:series de tiempo, modelos de regresión, análisis de supervivencia, datos financieros...."

Como al resto de honoris causa, Barro pidió a los nuevos doctores que "ayuden a la USC a ser una mejor universidad" .

! APUNTES

La mayoría con Darío Villanueva

De los 64 reconocimientos como Doctor honoris causa -dos pendientes de entregar- que constan otorgados por la Universidade de Santiago, un total de 28 tuvieron lugar siendo Darío Villanueva rector. La institución académica concedió el primero de ellos en el año 1950, con Luis Legaz Lacambra al frente.

Nélida Piñón, única mujer distinguida

La escritora Nélida Piñón es la única mujer que ha sido reconocida como Doctora honoris causa por la Universidade de Santiago. Lo fue bajo el mandato de Darío Villanueva en un acto que tuvo lugar en 1998, habiendo sido propuesta por el departamento de Filoloxía Galega .

01 abr 2008 / 22:45
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito