Santiago
+15° C
Actualizado
jueves, 01 diciembre 2022
06:00
h

El Valedor defiende la actuación de la Xunta en la atención de dependencias en la familia de Cambre

Josefina Iglesias dice que no aceptó sus pruebas y afirma que "siguen mintiendo"

    Santiago El Valedor ha dado la razón a la Consellería en la investigación abierta a raíz de la denuncia de Josefina Iglesias, vecina de Cambre con cinco miembros de su familia en situación de dependencia. La oficina del Valedor hizo pública ayer una nota de prensa en la que asegura que, tras analizar el informe de Traballo, puede constatar que su respuesta "foi axeitada".

    El padre de Josefina Iglesias ocupa una plaza pública en Coirós. Su madre reside en el mismo centro, pero a cargo del presupuesto familiar y en espera de que la Xunta disponga de una plaza pública vacante en el centro. Ambos tienen reconocido el derecho a atención residencial y el Valedor afirma que "para cumprir con esta prestación" la Xunta les asignó inicialmente dos plazas en un centro de Carballo, que fueron rechazadas por la familia. "O certo é -sostiene- que os expedientes de dependencia se atopan adecuadamente tramitados e rematados, so á espera de concretar o servizo residencial atribuído no seu momento e rexeitado polas circunstancias mencionadas, que non son de responsabilidade da Consellería".

    El Valedor do Pobo también considera "adecuada en razón das circunstancias" la atención prestada al hijo de Josefina Iglesias, de 44 años, y a dos nietos que, señala, están "baixo custodia dos seus pais". En el caso del chico, de 20 años, el Valedor señala que no se iniciaron trámites para recibir prestaciones en el marco de la Ley de Dependencia. En el caso de la chica, de 24, que se niega a acudir a un centro adaptado a sus necesidades, la oficina apunta la posibilidad de iniciar un procedimiento de incapacitación.

    La respuesta del Valedor fue ayer un jarro de agua fría para Josefina Iglesias, que aseguró que el asesor de servicios sociales que la recibió no quiso ver la documentación "sellada y pasada por registro" que ella llevó a la oficina del Valedor y se pregunta "¿qué le movió a no querer ver mis pruebas?". "Yo no miento, ni voy a mentir y me voy a seguir manifestando", afirmó Iglesias, que mantiene que la plaza de su madre "sigue sin resolver", al igual que la situación de su nieto. Asegura que en la residencia de Coirós ya han sido ocupadas vacantes pese a la promesa de la Xunta y señala que aunque el nivel de discapacidad del joven fue elevado hace pocos días, seguirá peleando para que el grado ahora reconocido (65%) actúe con retroactividad puesto que su situación "era la misma antes".

    Puntualiza que la custodia de su nieto está, es por sentencia, compartida entre su padre (con una discapacidad del 90%) y ella misma. La semana que viene volverá a la Xunta para proclamar que dice la verdad y baraja denunciar a la Administración por "difamaciones y por el daño psicológico que me está causando".

    22 feb 2011 / 03:47
    • Ver comentarios
    Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
    Tema marcado como favorito