Santiago
+15° C
Actualizado
jueves, 26 enero 2023
12:00
h

Los vecinos de Nigrán denuncian acoso policial en sus domicilios

    Siguen profundamente revueltas las aguas en el Ayuntamiento de Nigrán tras los graves incidentes acaecidos el pasado viernes durante la celebración del pleno del Plan General de Ordenación Municipal (PGOM). Las siete asociaciones de vecinos de la villa se reunieron anoche para analizar la situación y hoy darán a conocer su postura, en cualquier caso de firme oposición al urbanismo diseñado por el equipo de gobierno nigranés, liderado por el popular Alfredo Rodríguez Millares con el apoyo de cinco ediles del Partido Independiente de Nigrán.

    Manuel Doldán, presidente de la asociación vecinal de Monteferro, uno de los enclaves situados en el centro de la polémica por el tratamiento que recibirá en el nuevo PGOM, denunció ayer que "varios vecinos y directivos de las asociaciones me han dicho que agentes de la Policía Local se han presentado en sus casas para pedirles la identificación, algo que no procede si se quieren calmar los ánimos, que es lo más importante en estos momentos".

    Insistió en que tras los enfrentamientos ocurridos en el pleno, en el que el gobierno local preveía dar luz verde a la aprobación inicial del Plan General, "no es oportuno que se produzcan este tipo de actuaciones, es un auténtico atropello" y reiteró que "lo importante es tratar de que las aguas vuelvan a su cauce y todo se tranquilice para poder iniciar un diálogo enriquecedor en torno al PGOM".

    Reclamó la convocatoria de una mesa sectorial para debatir de forma abierta sobre el documento. "Debe primar el diálogo y buscar acuerdos que satisfagan a todas las partes", comentó Doldán, quien hizo un llamamiento al alcalde, Alfredo Rodríguez, para que "abra un diálogo y evite que las cosas vayan a más".

    Indicó que desde el pasado viernes nadie del equipo de gobierno se ha puesto en contacto con las asociaciones vecinales para tratar de apaciguar los ánimos y buscar soluciones. "No sabemos nada, no conocemos sus intenciones, ni si tienen previsto dialogar o intentar de nuevo aprobar el Plan General en un nuevo pleno". El responsable vecinal lamentó los incidentes ocurridos durante el pleno y subrayó que "nunca se debería haber llegado a esto".

    La sesión plenaria fue suspendida tras el lanzamiento de piedras contra los cristales del ayuntamiento y la irrupción de un grupo de vecinos en la secretaría municipal para llevarse documentación. Las fuerzas del orden utilizaron gases lacrimógenos para dispersar a los manifestantes.

    06 jun 2006 / 00:43
    • Ver comentarios
    Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
    Tema marcado como favorito