Santiago
+15° C
Actualizado
martes, 13 abril 2021
02:00
h
{ EL DÍA DESPUÉS }

Visto yno visto

    Hay días en los que escribir sobre lo acontecido en el partido se hace cuesta arriba y es difícil o muy difícil tener que hablar sobre lo que hemos visto. Tanto es así, que después de ver en directo el partido, y ante la mala impresión que me había quedado, decidí volver a visualizarlo para ver si ello era producto de la desazón de la derrota o de la realidad que supone el análisis de lo visto y no visto sobre el parquet del vetusto pabellón de San Pablo. Hemos visto una buena puesta en escena en cuanto a intensidad y defensa por parte del Baloncesto Sevilla, sabedor de que este era para ellos, al igual que para el Obra, un partido crucial, marcado en rojo como clave para la permanencia. A partir de su buena defensa crecieron, y en ataque acertaban con fluidez y, si fallaban, su intensidad les permitía coger el rebote y disfrutar de segundas opciones que convertían con rapidez. No hemos visto lo mismo en el Obradoiro, que carente de la intensidad defensiva necesaria no supo o no pudo a partir del 9-0 inicial enderezar el rumbo y en tan solo quince minutos el marcador señalaba un 41-21 que era fiel reflejo de la valoración obtenida por los dos equipos: 56 para el Sevilla y 10 para el Obra. A ello hay que añadir el aplastante dominio en la zona de Balvin, que dejó el partido listo para la competición de remo de la segunda parte en la que, nuevamente, el Obra cambió el guión, se aplicó en defensa y la cosa cambió parcialmente porque a pesar de que el Sevilla se mostraba inoperante en ataque, en defensa seguía cumpliendo y solo eso les bastó para mantener el control del marcador, ya que la renta acumulada de veinte puntos cuando juegas con una proyección de sesenta son muchísimos puntos para remontar.

    Otra vez el Obra intentó remar y remontar, pero esta vez no pudo ni acercarse, ya que como también viene siendo habitual uno o dos jugadores del equipo contrario, a Balvin se le unió Bamforth, se convierten en protagonistas de las estadísticas de la jornada. Queda por comentar como nota positiva las derrotas del Manresa, Estudiantes y Guipuzcoa, rivales directos del nuevo guión de esta temporada al que no estábamos acostumbrados: la lucha por la permanencia. Esa es la realidad que toca vivir y que hay que asimilar lo antes posible, ya que fuera de casa va a ser muy difícil ganar y las opciones para poder conseguir las pocas victorias que serán necesarias para la permanencia pasan por el apoyo del público en el pabellón de Fontes do Sar. Tanto para el Obra como para los cinco o seis equipos de la parte baja de la clasificación, en esta temporada el triunfo está más caro que nunca. El próximo domingo nos toca el Manresa, que atravesando un mal momento acaba de fichar al base Lluis Costa y está buscando un ala-pívot para sustituir a Ricky Sanchez. Con refuerzo o sin él será muy difícil, pero no imposible, ganar en el Nou Congost.

    29 feb 2016 / 21:11
    • Ver comentarios
    Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
    Tema marcado como favorito