Santiago
+15° C
Actualizado
martes, 02 junio 2020
09:51
h

"Volver a mi nivel anterior necesita un proceso y me cuesta entenderlo"

Pepe Pozas admite que aún no ha recuperado las mejores sensaciones tras su lesión // Sin rencor hacia Harangody

El Monbus Obradoiro se enfrenta este sábado en Sar (20.30 horas) al Divina Seguros Joventut, el equipo del que proceden Nacho Llovet y Albert Sàbat... y en el que milita Luke Harangody, protagonista de una acción desafortunada en el choque de la primera vuelta en el Olímpic (83-79) cuyos efectos todavía se notan. El ala-pívot verdinegro impactó involuntariamente en el ojo izquierdo de Pepe Pozas y provocó al base un desgarro de retina que lo tuvo un mes parado y frenó la mejor campaña de su carrera.

"No soy rencoroso, entiendo que lo hizo sin querer aunque no he hablado más con él", relata el capitán del Obra. "Al final del partido me preguntó cómo estaba y en la imagen vi que me hacía un gesto con la mano para que me levantase. A lo mejor no era suficientemente fuerte como para que me doliese. Son cosas del partido, no creo que pensara que me iba a hacer daño, se queda en la pista y ya está. No hay ningún rencor", insiste.

Pozas arrancó la temporada al que posiblemente era el mejor nivel de su carrera. Hasta la lesión, en ocho partidos, promedió 5,3 puntos, 5,6 asistencias y 9,8 de valoración con un acierto en triples del 39 %. El percance ocular le impidió jugar tres partidos, le obligó a permanecer casi un mes sin realizar actividades físicas y, en consecuencia, a empezar el curso casi de cero. Desde entonces sus promedios, en once encuentros, son 2,2 puntos, 2,6 asistencias y 3,7 de valoración con un porcentaje en el lanzamiento exterior del 19 %. Las sensaciones tampoco son las de antes.

"Es complicado llegar a ese nivel porque no es algo de un mes, de dos o de tres, es de mucho tiempo. Nunca había estado un mes parado porque nunca había tenido una lesión. He aprendido de eso y poco a poco voy encontrando las sensaciones. Tuve un poco de estrés porque quería volver directamente a como estaba antes y eso es imposible. Todo tiene un proceso y hay que entenderlo", argumenta el andaluz. "El problema es que tal y como estaba antes, ahora con cada situación errónea pienso 'pero si antes no me pasaba'. Es tirarte piedras contra tu tejado una y otra vez y hay que comprender que esto tiene un proceso. Me cuesta entenderlo porque es mi primera lesión pero tiene que ser así", reitera.

Desde su ausencia ha dado un paso adelante Albert Sàbat, quien brilla como nunca desde su llegada al equipo santiagués. El capitán aplaude. "Está en el mejor momento, ha entendido al cien por cien el juego del Obradoiro y se encuentra muy cómodo y con mucha confianza", afirma Pozas. "Más feliz que yo por verlo cómo está jugando... Me pasa con todos los compañeros, pero si es el de tu posición, más. Si él lo hace bien también me exige a mí y todo el equipo irá mejor. Se me nota en las reacciones, cuando mete me sale, lo veo feliz y en otros momentos no lo estaba tanto porque le costaba más. Ahora da gusto verlo jugar", añade el malagueño.

LAPROVITTOLA Y MÁS. Ante la visita de la Penya, el director de juego deberá emparejarse con Nicolás Laprovittola, máximo anotador (16,3 puntos) y asistente (6,7) de la Liga Endesa. "Sabemos que va a meter puntos y a dar asistencias pero hay que limitar su productividad", expone Pozas, quien advierte de que el Joventut, sexto en la clasificación, ha cambiado radicalmente respecto al curso pasado. "No tiene nada que ver, el nombre y poco más. El Salvem la Penya ha hecho que llegase una inyección grande de dinero, que se fichasen jugadores importantes, y tienen una gran plantilla. Y lo que les transmite un entrenador de la casa ayuda mucho. Están haciendo una gran temporada, va a ser un partido realmente complicado", asume.

DE ZEEUW, CON EL GRUPO. Maxime de Zeeuw, quien sufrió hace dos meses una lesión muscular, inició ayer su vuelta a la dinámica del grupo, como estaba previsto. El belga realizó parte del trabajo con sus compañeros para reincorporarse progresivamente. Si no hay contratiempos, su regreso a las pistas parece cercano.

El técnico del Obra, Moncho Fernández, estará el 5 de abril en la sede de Afundación en Vigo para dar una charla en el evento 'Vivencias. El valor de las experiencias' por el décimo aniversario de Forbe.

13 mar 2019 / 00:00
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito