Santiago
+15° C
Actualizado
sábado, 27 febrero 2021
19:31
h

"Votar a Pérez Touriño es lo mismo que votar a Zapatero en las generales"

El presidente del Gobierno inyecta energía al candidato para relanzarlo ante un escenario que se prevé ajustado ·· "Galicia nunca ha contado tanto", dice ·· El líder del PSdeG apela a los indecisos para "non estragar o cambio nun día" ante más de 4.500 personas

LA FICHA

Lugar

Mercado de ganado de Amio en Santiago de Compostela

Asistentes

Más de 4.500 personas

Próxima cita

Hoy Touriño pasará el día con su familia en Santiago a la espera de votar mañana.

El presidente acudió al rescate de o candidato el último día. Zapatero seduce a la base del PSOE y en él confió el partido en su último intento de convencer a los desencantados y lograr que voten mañana. Para ello identificó su proyecto con el del candidato gallego. "Votar a Touriño es lo mismo que votar a Zapatero en las elecciones generales", clamó ante 4.000 personas. Y es que apoyar a Touriño es respaldar "el proyecto de cambio que iniciamos hace cuatro años".

La sombra de la mayoría absoluta del PP atemoriza a los socialistas, que confiaban en llegar a la carrera electoral con una oposición desgastada y enfrascada en guerras internas. Pero perciben una situación más ajustada y por ello acudió Zapatero, que hace cuatro años no acompañó a Pérez Touriño en el cierre de campaña.

El presidente del Ejecutivo superó el concepto de Gobierno amigo para acercarse al de Gobierno compartido. No sólo es importante la colaboración entre compañeros de siglas, sino que "Galicia nunca ha contado tanto para España". El ejemplo era evidente: cuatro ministros gallegos, presentes en la sala. Y también el que descubrió el valor de este recuncho atlántico: José Blanco.

El apoyo a Touriño fue unánime entre la cúpula de Ferraz e incluso logró que la ministra Elena Salgado acudiese por primera vez a un acto de campaña, junto a César Antonio Molina, Elena Espinosa y Francisco Caamaño

Touriño insistió en la estrategia de movilización y recordó el trabajo que ha costado el cambio, dirigiéndose a los indecisos para solicitar una segunda oportunidad. "Pido non estragar nun día a grande oportunidade do cambio", rogó en Amio.

Lanzado por la energía desplegada por Zapatero, pasó al ataque, centrándose en la derecha y en remarcar las diferencias entre ambos proyectos. Los exabruptos de Baltar y el caso Carrera le sirvieron para definir al rival popular, Alberto Núñez Feijóo, y echar un capote al vicepresidente Quintana. "Os insultos e calumnias de Baltar non son máis ca unha expresión burda da metástase do Partido Popular", dijo antes de pedir con votos "extirpar ese cancro que percorre o Partido Popular".

Pese a ello, el bipartito decidió no airear los trapos sucios de la era Fraga. "Fíxeno porque non quería encher de lixo Galicia", justificó aludiendo al talante acuñado por Zapatero.

Parte de los votantes de izquierda planean una abstención de castigo ante lo que entienden un cambio insuficiente. La movilización determinará el resultado. Los socialistas creen que puede pasar cualquier cosa si la participación es escasa. En Ourense confían en golpear a Baltar y arrebatarle un escaño, aunque no las tienen todas consigo en Pontevedra, provincia en la que se ha esforzado Pérez Touriño, visitando cuatro veces Vigo y dos Pontevedra. Por eso, el candidato socialista pidió "que ninguén quede na casa o domingo".

ddominguez@elcorreogallego.es

28 feb 2009 / 04:59
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito