Santiago
+15° C
Actualizado
viernes, 02 diciembre 2022
19:19
h

Ya está de vuelta: el Obradoiro empieza a 'jugársela' hoy en Sar

El San Pablo Burgos es esta tarde el primer rival del Monbus en la Liga Endesa 2018/19 // Kostas y De Zeeuw, dudas hasta última hora

No presenta proyecto. El Monbus Obradoiro 2018/19 salió a escena con pompa y boato hace apenas una semana con motivo de la Supercopa Endesa, pero sí será hoy el capítulo cero de un nuevo libro que tiene como objetivo final cerrar sus páginas con una novena continuación a la saga la próxima temporada.

Son ya ocho cursos consecutivos en la elite, rearmando ilusiones y alcanzando metas a base de compromiso, sacrificio, brega, estudio, talento y un juego ideado por y para sus jugadores, donde no faltaron nunca los referentes, pero siempre hubo cabida al invitado sorpresa. Ha escrito su historia reciente el conjunto compostelano sin estridencias, leal a sus posibilidades y sin maquillar opciones, con cabida al desánimo pero también con capacidad para alentar la esperanza y sobre el mismo guión afronta una nueva campaña, con un episodio inicial con coprotagonismo para el San Pablo Burgos (20.30 horas; MD-53).

"Físicamente llegamos con algunos problemas, algunas carencias y deficiencias como el 80% de todos los equipos de la Liga mientras que táctica y técnicamente, al no haber podido entrenar juntos por las lesiones y las ventanas echamos de menos sesiones de trabajo. Sin embargo, ello no es óbice para que no lleguemos con las armas suficientes para sacar adelante el partido. Creo que tenemos argumentos técnicos y tácticos para hacerlo. ¿Qué me gustaría estar mejor? Creo que como al 100% de los equipos", analiza el técnico santiagués Moncho Fernández.


Enfermería. Dos son los jugadores que focalizan la preocupación en este debut, dos piezas llamadas a ser claves en la pizarra compostelana. "Kostas (Vasileiadis) tuvo que parar ayer por precaución pues siente molestias en el gemelo derecho y decidimos que lo mejor era no forzar. Se hizo una serie de previas y vamos a ver cómo evoluciona, si puede trabajar con nosotros o no", detalla el entrenador sobre el griego. Tampoco se aclaran las dudas sobre la participación hoy del pívot belga De Zeeuw: "Maxime hizo una parte del entrenamiento como en otras ocasiones porque ha habido días en que se ha podido incorporar con relativa normalidad al trabajo pero ha habido otros en los que el dolor y las molestias le han inhabilitado". No será por tanto hasta este mediodía, tras la sesión matutina previa al duelo, cuando se tome una decisión sobre la convocatoria de ambos.

Hay otra enfermedad de la que quiere inmunizarse ya el vestuario obradoirista, el llamado sarampión de los novatos, porque con cuatro rookies (Kendall Stephens, Vladimir Brodziansky, Andreas Obst y Maxime De Zeeuw) es el Monbus el conjunto de la presente Liga Endesa con más bisoños en la competición. "Hay enfermedades que de repente, de un día para otro, te permiten llegar fantástico. Es cierto que la llegada de esta semana ha sido un analgésico fantástico porque la cercanía de la Liga siempre hace que la atención aumente, las ganas aumenten y hace que todo el mundo esté preparado para el ¡listos... ya! Pero seguro que aún algún grado de fiebre tendremos, aunque espero que no sea mucha", bromeaba con el símil Moncho Fernández.

También requiere antídoto otro mal esta tarde: el sistema táctico de un Diego Epifanio que, a sus 40 años de edad y apenas 34 partidos en la elite (pero aleccionado en banquillos junto a Oliete, Ñete Bohigas o Casadevall), ya ha dejado su sello con un estilo lleno de trampas. "De esa enfermedad ya estamos curados y la vamos a paliar con ibuprofeno táctico. Me preocupa más el sarampión individual, la batalla, el rebote, la dureza, sabemos que Epi hace zona press, que hace match up, o que hace 2-3... sí claro, y lo podrán hacer. Eso no nos tiene que preocupar tanto como los duelos individuales, el arbitraje, el saber que Álex López es un grandísmo jugador aunque te llame más al atención Frazier y este tipo de cosas", acepta.

Se levanta el telón y el Obra busca el primer final feliz.

Moncho Fernández

técnico del monbus obradoiro

"Llegamos con las armas suficientes para sacar adelante el partido. Tenemos argumentos técnicos y tácticos para hacerlo. ¿Qué me gustaría estar mejor? Creo que como al 100% de los equipos"

28 sep 2018 / 23:06
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito