Santiago
+15° C
Actualizado
viernes, 25 septiembre 2020
22:53
h
polémica

La xunta electoral obliga a repetir las elecciones en la Facultade de Políticas

Admite el recurso en el que el rival de Lagares la acusó de nombrar nueva vicedecana un día antes de la votación, con lo que ganó un apoyo para la reelección

    Sí hubo irregularidades en las elecciones del pasado 21 de enero en la Facultade de Ciencias Políticas de la Universidade de Santiago de Compostela (USC), en las que Nieves Lagares resultó reelegida como decana. Este es el veredicto que dictó ayer por la tarde la xunta electoral central de la institución académica, después de un largo debate que se prolongó durante tres días. El órgano decidió finalmente obligar a repetir las elecciones en el centro, tal y como había solicitado en su recurso Ramón Bouzas, el rival de Lagares, y los Comités, que denunciaron varias irregularidades en el proceso electoral.

    Lagares consiguió 21 votos a favor. Su contrincante, 18, tres menos en una xunta de facultade en la que faltaron dos representantes de los estudiantes, tras ser dados de baja y sin tiempo para convocar a sus sustitutos; y con una recién incorporada vicedecana, algo que, consideraba Bouzas hace unos días en este diario, fue un fraude en toda regla por parte de Lagares para conseguir un voto más a favor.

    El vicedecano de Lagares durante los últimos cuatro años, Miguel Bastos, había presentado también su candidatura, de mutuo acuerdo con su compañera, una maniobra tildada por su rival de esperpéntica, y que también sorprendió a muchos otros miembros de la USC.

    La intención, según respondía Lagares a este periódico, era que él, con mejores relaciones con los representantes de los alumnos -muy críticos con su gestión en el nuevo plan de estudios adaptado a Europa- intentase hasta el último momento recabar sus apoyos. No lo consiguió y por eso habría dimitido un día antes de la votación.

    Esta renuncia supuso el nombramiento como vicedecana de Cristina Ares -su esposa-, que pasó así automáticamente a formar parte de la xunta de facultade y, por tanto, a tener derecho a voto, al tiempo que Miguel Bastos mantenía el suyo.

    A espera de conocer los detalles del dictamen de la xunta electoral, que se dará a conocer hoy oficialmente a los implicados, este parece ser el principal escollo que habría motivado la decisión de repetir las elecciones. Pero Bouzas también criticó la ausencia de dos estudiantes, un hecho en el que Lagares negó intencionalidad política alguna, asegurando que los jóvenes fueron dados de baja por la Secretaría Xeral porque ya no eran alumnos de la USC.

    Para Bouzas, sin embargo, es responsabilidad del centro, antes del proceso electoral, y no durante él, dejar clara la composición de la xunta. De haber procedido así la decana, habría dos votos más en las elecciones que, a tenor del sentir del alumnado más movilizado de la facultad, no habrían sido a su favor.

    Sin urna

    El recurso del profesor reprobaba también la ausencia de papeletas y de urna en la elección. Los folios en los que los electores escribieron el nombre elegido se amontonaron en una mesa "diante da vicedecana e da secretaria da facultade".

    La decisión de la xunta electoral se tomó tras reunirse sus miembros el pasado viernes, el lunes por la mañana y ayer por la tarde. El episodio se produce en una facultad en la que hay desde hace tiempo una profunda fractura entre el profesorado. Antes de la polémica electoral, el episodio más sonoro fueron, hace algo más de un año, las diferencias entre parte de los docentes y de la mayoría del alumnado con el equipo de Lagares por cómo procedió en el proceso de aprobación del nuevo grado.

    . icasal@elcorreogallego.es 

    EL DATO

    Ánimos revueltos

    Las circunstancias que rodearon las elecciones al decanato de Políticas han provocado un notable revuelo en el centro, en el que existe desde hace tiempo una honda fractura interna .

    05 feb 2009 / 04:32
    Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
    Tema marcado como favorito