El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Santiago | santiago@elcorreogallego.es  |   RSS - Santiago RSS

caso abierto

Semana de fuego para O Eixo

Los vecinos luchan por evitar el ingreso en prisión de sus compañeros //Dicen que el día de la manifestación no se detuvo a nadie porque no hubo agresiones //El sindicato de la Policía reclama que los acusados le pidan perdón a las víctimas

REDACCIÓN • SANTIAGO   | 25.09.2007 
A- A+

Antonio Hernández
En 2003 se celebró el juicio contra seis vecinos de O Eixo, izquierda, acusados de agredir a un agente de la Policía. Tres fueron exculpados
FOTO: Antonio Hernández

Los vecinos de O Eixo confían, todavía, en que el gobierno local apruebe este jueves, en el pleno ordinario, una nueva petición de indulto, y que el Consejo de Ministros deje en libertad a Jesús Montorio, José Moreira y Simón Márquez, a quienes se les ha condenado a siete años de cárcel por agredir a un Policía Nacional en una manifestación de 1998.

Para ellos, "es de justicia que así sea" porque "los han cogido sin pruebas. Les tocó a ellos, como le podía caer a otro". Para Enrique Rama, representante del Sindicato Unificado de la Policía (SUP), sin embargo, "lo que tienen que hacer los vecinos de O Eixo es reconocer lo que han hecho, y pedir perdón".

"Cabezas de turcos"

En O Eixo seguirán peleando para que sus vecinos se vean libres de ir a la cárcel. Y es que "ninguno de los tres acusados es un delincuente". Además, la cárcel "se creó para reinsertar a las personas, y ellos ya son unos trabajadores muy conocidos y queridos". Jesús es padre de familia. Tiene un niño de 9 años y ha vuelto a ser padre hace sólo unos meses. Trabaja como chófer de la Xunta. José Moreira es autónomo y propietario de una librería en Santiago, y Simón Márquez ejerce como fontanero. "Ninguno tiene antecedentes penales", afirman los vecinos, pero la Audiencia Provincial los considera culpables. Según los vecinos, "el Ministerio de Fomento quería, en 1998, ampliar de dos a tres carriles la carretera N-525, que pasa por delante de O Eixo. Nos opusimos porque se habían producido varios atropellos graves". Tras hablar con el Ministerio, "llegamos a un acuerdo en el que Fomento se comprometía a no abrir ese tercer carril hasta que no estuviese rematado un paso subterráneo". Sin embargo, poco después abrieron la carretera al tráfico".

Al tercer día de protestas, es decir, el 14 de julio, "nos reunimos unas 300 personas. Era una manifestación pacífica, en la que participaban también los más pequeños". En esto, un niño "debió de decirle algo a un policía, y éste lo agarró y quiso meterlo en el furgón", dicen los testigos. "El hermano de este chaval vio la escena y reaccionó. Se produjo entonces un forcejeo, en el que se juntaron varias personas. Justo a su lado había un terraplén de unos tres metros. Todos se cayeron en él y se golpearon con las piedras que había en el fondo", explican. "El peor parado fue el agente de la Policía Nacional Luis Gómez", que "sangraba por un ojo". Según los vecinos, "nadie pegó a nadie. Si fuese así, la Policía Nacional los detendría en la misma manifestación. Pero no. Quince días después de la protesta, algunos agentes llamaron puerta a puerta a los vecinos y después vinieron las acusaciones".

Eran ocho agentes

"Luis tenía entonces 40 años y todas las condiciones para ser un grandísimo profesional. Hoy, sin embargo, todavía tiene pesadillas por lo de ese día", indica Enrique Rama, representante del SUP. "Había mucha gente en esa manifestación. La mayoría era pacífica, pero un grupo se abalanzó contra los agentes y los golpearon sin que éstos pudieran reaccionar. Han sido juzgados, y la Justicia es seria. Tiraron a Luis por el terraplén, y los policías creíamos que estaba muerto. Le han tenido que hacer varias operaciones para reconstruirle la cara".

LOS NUEVOS PASOS

Moratoria Los vecinos de O Eixo estarán con sus compañeros detenidos hasta el final. "Ahora vamos a pedirle una moratoria al juez para que demore 30 días su entrada en prisión", cuentan.

Indulto También quieren que los políticos de Compostela voten en el pleno del jueves pedir otro indulto .