El Correo Gallego

Última Hora » España

COMUNICACIÓN

Zapatero acusa al PP de restringir derechos y libertades con el boicot al Grupo Prisa

El Partido Popular "dejará de atender todas las convocatorias de entrevistas, tertulias y programas de este grupo"

EFE MADRID  | 24.03.2007 
A- A+


El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, arremetió hoy contra la "medida del pasado" de PP de "boicotear a medios de comunicación", que "restringe derechos como la libertad de expresión y el derecho a la información".

En la apertura de la VII Convención Municipal del PSOE en el Palacio de Congresos de Madrid, el presidente del Gobierno quiso comparar los "diferentes proyectos y actitudes" de 'populares' y socialistas. "Hoy es un buen día para comparar", dijo Zapatero, que recalcó que hoy "entra en vigor" la Ley de Igualdad, norma "positiva, de futuro, de esperanza, que amplía derechos y libertades".

"Hoy también entra en vigor la medida del PP de boicotear a medios de comunicación, medida del pasado que restringe la libertad de derechos como la libertad de expresión y el derecho a la información --señaló entonces respecto a la decisión del partido que lidera Mariano Rajoy de no atender a las convocatorias de Grupo Prisa--. En el mismo día. Es una buena comparación".

Zapatero comentó que la aspirante a la Alcaldía de Valencia, Carmen Alborch, le había relatado que llevaba 112 días sin salir en Canal Nou. "En fin, si ahora se entiende todo", continuó el presidente. "Después haber escuchado ayer lo que el PP ha propuesto para varios medios de comunicación, la actitud de boicotear, ¿os imaginais qué harían si estuvieran en el Gobierno, con los medios públicos?", se preguntó.

Precisó entonces que algunos candidatos ya lo saben en determinadas Comunidades Autónomas. "Sentiros orgullosos de que la televisión pública sea imparcial, donde caben todas las voces --remachó--. Sentiros orgullosos de que hagamos eso".

A renglón seguido, y ya con ironía, pidió a los casi 1.600 alcaldes y aspirantes socialistas congregados que no se imaginaran qué pasaría si estuvieran en el Ejecutivo. "Ni están ni estarán después de las generales", finalizó.

CUESTA: EL PP, LA "CARCUNDIA"


De su parte, el secretario de Política Municipal del PSOE, Alvaro Cuesta, que precedió a Zapatero en su intervención, arremetió duramente contra el PP. Tras subrayar que el lema de la precampaña municipal socialista, 'Miramos adelante', muestra que el planteamiento del PSOE es "de futuro", se refirió al PP para subrayar que están "en el pasado".

"Están en el resentimiento, alimentando el odio, relamiéndose de sus heridas en las esquinas, anclados en las vieja guardia, y en las viejas mentiras --enfatizó Cuesta--. Sólo saben destruir y crispar, son la vieja guardia de AP, del animo de exclusión, son la carcundia y el espíritu rancio, y ahora niengan también la libertad de expresión y de información".

ESPERA DE UN COMUNICADO DE ETA

RAJOY REPROCHA A ZAPATERO

El presidente del PP, Mariano Rajoy, reprochó hoy al jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, que esté "implorando" un comunicado a ETA con el que poder "salvar la cara" de su Gobierno, a pesar de que la banda terrorista le esté "humillando" a él y a "todos los españoles", al reclamar que se cumplan una serie de compromisos que, supuestamente, han sido adquiridos hace meses. Además, pidió la dimisión del Fiscal General del Estado, Cándido Conde-Pumpido, tras la retirada de la acusación de enaltecimiento del terrorismo para el portavoz de la ilegalizada Batasuna, Arnaldo Otegi, y acusó a Zapatero de haber ido "contra la Ley" en este caso.

"Los acontecimientos de España están pulverizando todos los registros", subrayó Rajoy en la rueda de prensa que ofreció en Berlín tras participar en la reunión del Partido Popular Europeo (PPE), donde advirtió que se está produciendo "una crisis en las instituciones de proporciones no menores": "El Gobierno ha actuado contra la Ley. Lo ha dicho la propia Audiencia Nacional, que ha tenido que absolver a Otegi aunque creía que había razones suficientes para juzgarle", resaltó.

Tras subrayar que decisiones de este calado han provocado que personajes públicos tradicionalmente vinculados a la izquierda se hayan manifestado o participado en concentraciones "contra" el Ejecutivo, recalcó que "la soledad del Gobierno es cada vez mayor", puesto que hay "gente digna y libre" que ya no está "dispuesta" a respaldar los pasos que va dando el equipo de Rodríguez Zapatero.

A continuación, sentenció que la situación del Fiscal General del Estado, Cándido Conde-Pumpido, tras lo ocurrido con Otegi en la Audiencia Nacional es "insostenible", alegando que ha dejado a un lado su obligación de defender la legalidad para "defender los intereses políticos de un Gobierno". "Este Gobierno está jugando al límite; forzando a los españoles; a los miembros del PSOE y a sus votantes, que no entienden nada", enfatizó.

"España tiene derecho a algo distinto. Y esto no es un poblema ideológico. La gente se merece un respeto y no se la está respetando --prosiguió--. Ahora, cualquier abogado puede sentirse legitimado para pedir el mismo trato (que se le ha dado a Otegi), porque no hay razón para que la Fiscalía pase de solicitar 15 meses a no acusar. Y no hay nadie que pueda dar un argumento jurídico, porque no lo hay. Esto no es aceptable, porque hay quien no entiende que todos estamos sometidos a la Ley".

RESPUESTA A GONZALEZ Y POSIBLE ADELANTO ELECTORAL

Se le pidió entonces una valoración de las recientes declaraciones del ex presidente del Gobierno Felipe González, quien advirtió que, bajo su punto de vista, España está inmersa en un debate político de tintes "prebélicos". Ante esto, afirmó que él no considera que exista "crispación" entre los ciudadanos, sino entre la mayoría de esos ciudadanos y el Gobierno socialista "que ha roto los consensos básicos alcanzados en la Transición", además del acuerdo en materia antiterrorista.

"No hay crispación, hay indignación en una parte importante de la sociedad", reiteró el líder de la oposición, que aprovechó la ocasión para repetir que, en los últimos días, se ha podido ver a personas de izquierda política manifestándose ante las sedes de instituciones del Estado para criticar decisiones que él achacó directamente al Ejecutivo, como la de la Fiscalía de retirar su acusación contra Arnaldo Otegi.

A continuación, se le preguntó si creía que en ese contexto que había descrito, estaba justificado abogar por un adelanto electoral y, como viene haciendo cada vez que se le plantea esta cuestión, respondió que esa decisión compete únicamente al jefe del Ejecutivo. Eso sí, auguró que, en lo que resta de legislatura, se va a poder observar al presidente Rodríguez Zapatero "implorando un comunicado a ETA" que le permita "salvar la cara" y, al tiempo, "hacer todo lo posible para demonizar al Partido Popular". "Algunos apuestan por radicalizarnos y yo les digo que no lo van a conseguir", agregó.

Rajoy tampoco quiso aclarar, como le demandaron los periodistas, si a él le "gustaría" que se adelantase el calendario electoral previsto, limitándose a reiterar que ve con "preocupación" como se siguen tomando decisiones "en la línea de romper las reglas del juego", como las que conciernen al nombramiento de los magistrados del Tribunal Constitucional, dijo, o a las ligadas a las sucesivos intentos de 'OPA' sobre Endesa, que constituyen un "espectáculo grotesco".