El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Santiago | santiago@elcorreogallego.es  |   RSS - Santiago RSS

enfermedad hereditaria

Mujeres con riesgo de padecer cáncer deciden extirparse mamas y ovarios

Un prestigioso oncólogo señala que los mapas genéticos son definitivos para saber si se va a contraer el mal // Se han cursado 700 solicitudes en Santiago // Esta práctica se hace ya también con embriones

REDACCIÓN • SANTIAGO   | 18.11.2006 
A- A+

Ramón Escuredo
El doctor Mark Robson impartió su charla en el hospital Clínico
FOTO: Ramón Escuredo

"Es una medida muy extrema y agresiva, y se da en casos muy seleccionados, pero hay mujeres que, ante la noticia de que pueden padecer este tipo de cáncer, se extirpan los ovarios y las trompas de falopio. También lo hacen las mujeres cuyo estudio genético dice que en el futuro desarrollarán un cáncer de pecho: optan, entonces, por quitarse las dos mamas de forma profiláctica".

Así de claro fue ayer el doctor Mark Robson, oncólogo del hospital Memorial Sloan-Kettering Cancer Center de Nueva York desde hace 10 años y especialista mundial en genética clínica.

Robson estuvo en Santiago participando en la I Jornada sobre Cáncer Hereditario y Consejo Genético, que han organizado el servicio de Oncología Médica del Complejo Hospitalario Universitario de Santiago (CHUS) y la Fundación Pública Galega de Medicina Xenómica (FPGMX), que ha reunido en Compostela a especialistas de toda España.

El cáncer puede ser hereditario si se produce la mutación de los genes BCRA1 y BCRA2. "Por ello, los tests genéticos permiten detectar qué personas son susceptibles de padecer este mal", dice el especialista. El doctor advierte también que "estos análisis de la cadena genética pueden ayudarle a esa mujer a saber que, además del cáncer de pecho puede desarrollar un cáncer de ovarios, pues ambos están relacionados", indicó el especialista americano.

¿Cuál es la cura? "Si una persona obtiene su mapa genético y sabe que va a desarrollar esta enfermedad, puede participar en los programas de seguimiento que le ofrecen en su hospital. También podrá someterse a pruebas que no están al alcance de toda la población, como la resonancia magnética" . Y, de manera más drástica, y tal como se decía al principio de este reportaje, "puede optar por la cirugía profiláctica".

Setecientas solicitudes

Ramón Escuredo
Un centenar de facultativos siguió la conferencia magistral del oncólogo americano especialista en genética
FOTO: Ramón Escuredo

La Fundación Galega de Medicina Xenómica, dependiente del Complejo Hospitalario Universitario de Santiago (CHUS), recibió desde el año 2004 "unas 700 solicitudes para realizar este test genético", y eso que sólo pueden acceder a él muy pocas personas. Es decir, "únicamente las que se sabe que son de alto riesgo porque se han dado varios casos de cáncer entre sus familiares", dice la oncóloga del CHUS Begoña Graña.

Esta especialista también comunicó ayer que hasta la fecha se han estudiado 455 casos de estas 700 peticiones, y un 70 por ciento de ellos presentan un riesgo "intermedio o alto de desarrollar la enfermedad". Y es que mientras las estadísticas dicen que entre el 5 y el 10% de todos los casos de cáncer son hereditarios, en estas familias de alto riesgo serán ocho de cada diez las personas que efectivamente van a desarrollar la enfermedad.

En algunos casos, explicó el doctor Robson, se han hecho test genéticos de embriones para descubrir si ese futuro niño va a padecer esta horrible enfermedad. "Es un problema ético, pero cada sociedad responde de manera diferente. De momento, es una opción, y no una obligación", indicó el facultativo.

A nivel de USA

Mark Robson comparó, a petición de un periodista, la atención oncológica que se ofrece en España y en Estados Unidos: "Los principales centros de tratamiento de esta enfermedad son similares en ambos países. Hay pocas diferencias entre ellos. Lo que ocurre es que en otros sitios, con menos medios, el tratamiento puede ser francamente malo, y no me refiero sólo a España, sino también a algunos lugares de mi país", dijo el doctor.

"Por lo demás, también creo que Estados Unidos tiene más facilidades para incorporar nuevas estrategias y tratamientos de forma más rápida", añadió el oncólogo, que ayer dio una conferencia magistral sobre el síndrome del cáncer hereditario de ovarios y pecho.

SE NECESITA

Un amplio equipo de ochenta especialistas

El director de la Fundación Galega de Medicina Xenímica, Ángel Carracedo, también presente en esta I Jornada sobre Cáncer Hereditario y Consejo Genético, cuenta con un equipo de 80 personas distribuidas entre el Clínico y la Universidad. Todos ellos consiguen "un trabajo de máximo nivel en genética", aseguró ayer este directivo.

Un trabajo con una coordinación cuidada

Rafael López, responsable del Sevicio de Oncología Médica del CHUS, explicó ayer, además, que "las pruebas se desarrollan de manera coordinada entre varios especialistas y en base a un asesoramiento adecuado en unidades de consejo genético. Con este trabajo conjunto se realiza la estimación de riesgo de estos individuos" .