El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Santiago | santiago@elcorreogallego.es  |   RSS - Santiago RSS

ahorro de energía

Un novedoso sistema permitirá dotar por fin de calefacción al casco histórico

El Consorcio estudia la posibilidad de instalar un sistema de suministro de agua caliente a la zona monumental // Hasta ahora en la mayoría de las viviendas sólo es posible utilizar radiadores eléctricos

C. DEAÑO • SANTIAGO   | 18.10.2008 
A- A+

El Parlamento de Galicia dispone desde este año de un sistema de calefacción geotérmica

El Consorcio está realizando un estudio sobre la viabilidad de establecer un sistema de calefacción de distrito que permita abastecer de agua caliente a las viviendas del casco histórico. El análisis está actualmente en marcha y se prevé que pueda estar finalizado en la próxima primavera, ya que se adjudicó en el mes de mayo con un plazo de ejecución de ocho meses.

Se trata de un sistema muy utilizado en las ciudades del norte de Europa, que comenzó a desarrollarse a finales del siglo XIX, aunque su aplicación generalizada se produjo a mediados del pasado siglo.

Consiste en generar energía térmica y agua caliente sanitaria en un lugar centralizado, y distribuirla desde él a grandes zonas de población, un sistema que ha resultado muy práctico a la hora de aplicarlo a cascos históricos, ya que permite situar la instalación fuera de la zona.

En los cascos históricos resulta difícil suministrar este tipo de servicios a los vecinos. No hay facilidades para acceder a las redes de suministro, y existen limitaciones arquitectónicas en los edificios para instalar salas de máquinas adecuadas o para colocar chimeneas.

En estas circunstancias, las calefacciones de distrito, o District Heating, resultan una alternativa muy interesante, ya que permiten colocar estas instalaciones fuera de la zona, y canalizar luego el suministro hasta el interior del casco.

El estudio de viabilidad no sólo deberá determinar la fórmula para la producción del calor y su distribución, sino también el sistema de distribución y la evaluación económica del proyecto.

La nueva instalación, que se proyecta poner en marcha aprovechando la campaña de supresión del cableado, forma parte de un proyecto de incorporación de energías renovables en la zona monumental, en el que también figura la realización de una auditoría energética sobre todos los edificios y viviendas de la ciudad histórica.

los datos

1) Quema de combustibles fósiles o biomasa

El calor para el sistema de calefacción de distrito se obtiene de una planta de cogeneración alimentada con con combustibles fósiles, pero que también puede funcionar con biomasa. Últimamente también se usan para la generación de calor otros procedimientos como la calefacción geotérmica y la energía solar.

2) Aprovechamiento sin daño medioambiental

El sistema de calefacción de distrito contribuye a limitar el gasto energético, incrementando la calidad del aire, ya que reduce de forma considerable la emisión de CO2 con respecto a los calentadores individuales. Las posibilidades de utilización a gran escala de las energías renovables en la producción centralizada es otra de las ventajas de este sistema.

3) Convenio con la Facultad de Físicas de Santiago

El Consorcio ha firmado un convenio con la Facultad de Físicas de la Universidade de Santiago para iniciar un proyecto denominado de incorporación de energías renovables en el casco histórico compostelano, que tiene como objetivo frenar el incremento de los niveles de CO2 en la atmósfera.

4) Amplia utilización en todo el continente

Las calefacciones de distrito se empezaron a difundir en Europa a partir de mediados del siglo pasado. En la actualidad, el mayor sistema de calefacción de distrito se encuentra en Viena, aunque el país con mayor número de instalaciones de este tipo es Islandia, seguida de Letonia, Lituania y Dinamarca .

 

LAS CLAVES

Completado en la próxima primavera

El Consorció adjudicó a la empresa Multiutility Services SAU la asistencia técnica para la redacción del estudio de viabilidad. El presupuesto asciende a 42.750 euros, y el plazo de ejecución previsto es de ocho meses, a contar desde la ratificación del encargo, lo que se llevó a cabo este verano, de forma que se completará en 2009.

Al tiempo que se elimina el cableado

El proyecto prevé que la instalación de las conducciones necesarias se podría llevar a cabo aprovechando el momento en el que se acometa la subterranización del cableado. De esta forma, una vez levantado el suelo sería simplemente colocar una conducción más conectada a una instalación fuera del casco histórico .