El Correo Gallego

Comarcas » Costa da Morte

arqueología

Fisterra destapa su historia

Comienzan los trabajos preliminares a la excavación de la ermita de San Guillermo // El proyecto, financiado por Patrimonio, pretende poner en valor este emblemático paraje // El templo fue construido en el siglo VII

J. TRILLO • CEE   | 07.08.2007 
A- A+

Javier Toba
Traba, derecha, con los arqueólogos y el edil Redonda, ayer en las ruinas de la ermita de San Guillermo
FOTO: Javier Toba

Fisterra está reflejada ya en el Códice Calixtino en relación con el Camino Jacobeo, asegurándose que San Guillermo fue uno de los enclaves escogidos por los tribunales flamencos en la Edad Media para peregrinar a Galicia en cumplimiento de una condena. En este enclave del monte del Cabo, donde la tierra toca su fin, se hallan los restos de la ermita dedicada a dicho santo, cuya construcción se sitúa en el siglo VII, siendo en el XVII destruida por la propia Iglesia.

Y en el ánimo de poner en valor todo este patrimonio, ayer mismo comenzaron los trabajos de levantamiento topográfico, limpieza y delimitación de las estructuras del antiguo templo. Esto será el punto de partida para la ejecución de un plan de intervención en el lugar.

De los trabajos, financiados por la Dirección Xeral de Patrimonio, se encargan Lorena Vidal y Cristóbal Nodar, dos arqueólogos de la firma Zeta. Según ellos mismos explicaron a EL CORREO, en esta primera fase de la actuación, que durará unas tres semanas, se hará un levantamiento con estación total de todo el entorno de la ermita y sus restos visibles. Esto se verá complementado con la ejecución de catas arqueológicas, que pretenden comprobar la potencialidad estratigráfica y arqueológica del subsuelo, así como el estado de las cimentaciones de la ermita y edificaciones anexas.

Las acciones conllevarán también la eliminación de todas las estructuras contemporáneas, al tiempo que se hará una limpieza del nivel vegetal, para comprobar que no estén afectados los subsuelos originales del edificio. A lo que se quiere llegar es a una excavación en área de todo el conjunto, y a una puesta en valor de los restos.

En palabras de los arqueólogos, San Guillermo tiene que continuar siendo un enclave importante de peregrinaje, musealizado al aire libre. El entorno será balizado con material no perecedero, con el fin de poder organizar visitas guiadas. Con la excavación, los técnicos esperan "encontrar cosas muy interesantes", sostienen los expertos.

! LOS DATOS

El alcalde, voluntario en los trabajos

Desde ayer y durante varios días, el alcalde fisterrano, José Manuel Traba, trabajará como voluntario en las labores de San Guillermo. Comentó el regidor que los turistas que lo deseen pueden acercarse al lugar, donde se les explicará lo que se está haciendo. Lo que se busca, dijo, "es poner en valor todo el monte do Cabo".

La reliquia de un brazo, único resto

El único resto de San Guillermo era la reliquia de un brazo, guarnecido en plata, que se llevaron los piratas franceses en 1556. En el siglo XVII, la Iglesia ordenó destruir el sarcófago, por realizarse en él ritos indecorosos. La leyenda habla de la existencia de un ermitaño, y de sus peripecias con un tonel de vino monte arriba .