El Correo Gallego

Comarcas » Barbanza

curioso enlace

Boda a la americana en Ribeira

Gerard y Michelle volaron ex profeso desde EEUU para casarse en el restaurante Baiuca // Familiares, invitados y el "cura" vinieron también desde New York // El oficiante, Paco Cañestro, se hizo para la ocasión "ministro" de la iglesia Universal Life Church Monastery

SUSO SOUTO• RIBEIRA   | 30.06.2007 
A- A+

SUSO SOUTO
Cañestro, izqda., oficia ante la mirada de las consuegras, la hermana de la novia, Michelle y Gerard
FOTO: SUSO SOUTO

El restaurante Baiuca de Ribeira acogió ayer una original celebración: una boda a la americana. Los novios, los familiares, los invitados y hasta el cura (mejor dicho, el oficiante) se desplazaron ex profeso desde EEUU.

Y es que el padre de la novia es un ribeirense que emigró a New York cuando tenía sólo 17 años... y la tierra tira. De modo que su hija Michelle le quiso dar una sorpresa y le encargó que organizase su boda con Gerard en la capital del Barbanza.

La delegación americana, que empezó a llegar a Ribeira a bordo de varios aviones el pasado día 15, la formaban unas cuarenta personas, entre familiares directos de los novios, los invitados y Francisco Cañestro, un ribeirense afincado en Maryland, quien, por cierto, en febrero se tuvo que hacer para la ocasión de ministro de la iglesia Universal Life Church Monastery (fundada en California en 1959) para cumplir el capricho de su amigo Paco y casar a su hija.

La delegación americana se alojó en las casas de la familia Cespón-Rivas, en la de Cañestro y en el hotel Oca Río Azor. En total, 71 invitados a la boda.

Válida en todos los estados

Sin embargo, y por pintoresco que pueda parecer, la boda es totalmente válida en todos los estados americanos. Eso sí: la ceremonia fue más espiritual que religiosa y más vistosa que protocolaria. Empezó a las 19.30 horas y se celebró en una caseta de piedra restaurada, pero sin techo, en el espectacular jardín del restaurante Baiuca.

"Celebration of love"

Cañestro, de traje civil, ofició en inglés con traducción simultánea al gallego. "Welcome to this celebration of love", dijo.

En lugar de las Sagradas Escrituras, dos familiares de los contrayentes leyeron sendos textos de exaltación del amor en inglés y en gallego (en este caso unos versos de Neruda).

Las consuegras, por su parte, Pepita y Catherine, encendieron juntas una vela simbolizando la unión de las dos familias. Tras un breve sermón, Cañestro (que estaba más nervioso que el novio y la novia juntos por aquello de que era su primera boda) declaró a Michelle y a Gerard unidos en "sacro" matrimonio.

La colonia ribeirense en EEUU hizo patria. "¡Cuantas historias de amor genera la emigración!", suspiraba una invitada.

LOS PROTAGONISTAS

Del aula del colegio Galaxia a la gran manzana

Francisco Cespón, el padre de la novia, emigró a EEUU con sus padres cuando sólo tenía 17 años, como estudiante. Atrás dejaba a sus compañeros del colegio Galaxia, entre los que estaba una joven de Castiñeiras, Pepita Rivas. El destino quiso que no se conociesen en el centro educativo ribeirense, sino en EEUU, a donde Pepita también se fue con 13 años.

"Un día él vino a mi casa, porque nuestros padres eran amigos. Yo me había quedado con su apellido por lo gamberro que era", recuerda ella.

Allí se casaron en 1974 y tuvieron tres hijos: Pedro, Michelle y Teba, que hace dos años les convirtió en abuelos de la pequeña Catalina. Paco es directivo de la Con Edison y fue uno de los encargados de cortar el gas en New York minutos después del atentado del 11-S.

Michelle, de 28 años, y Gerard, de 29, ya se casaron por lo civil hace dos semanas en el consistorio de New York. Gerard Learry, de padres irlandeses, es gerente de un Sport Bar en la Gran Manzana. Dado que su hermana Stephanie se casó recientemente con una doble ceremonia en New York e Irlanda, él y Michelle decidieron que también se casarían en Ribeira, a donde ella viene de vacaciones prácticamente cada año, pero que él no conocía.

Francisco Cañestro, natural de Ribeira, emigró a Maryland, donde es gerente de la empresa de construcción J & S Pavers. Los ribeirenses le conocen muy bien porque es el presidente de la AFP, la peña internacional que une a barbanzanos de todo el mundo a través de la web del emblemático bar Plaza .

! LAS CLAVES

La banda de Suso Bello puso la música

La música la pusieron otros cuatro ribeirenses: un cuarteto todavía sin bautizar formado por Sabela Olivares, Juan Ayaso, Suso Bello (líder de la banda de A Compañía do Ruido) y Alberto Millán, que interpretaron varias piezas de música tradicional gallega e irlandesa. Cuando la novia hizo su entrada en el recinto, los músicos la recibieron a pie de coche y la acompañaron hasta el altar, en una estancia de piedra sin techo.

Lomo al rape, pulpo y jamón al corte

El menú elaborado por el Baiuca incluía jamón ibérico al corte, surtido de quesos, mejillones en escabeche, tartaletas de salpicón de mariscos, brochetitas de solomillo con fresas, croquetas de marisco caseras, zamburiñas al horno y pulpo á feira; cigalas al vapor; lomo de rape al vapor con salsa de piquillos; carrilleras de ibérico al vino de Jerez con pimiento morrón y manzana asada.

Él, de Armani y ella, de Monique L´Hullier

El novio lucía un traje de Armani de color negro. La novia, por su parte, eligió un vestido de color crema de la diseñadora francesa Monique L´Hullier. Fue precisamente uno de los invitados al enlace el encargado de peinarla. Se trata del estilista italiano Giuseppe Iacono, que regenta la peluquería Third Dimension en New York.

Parada en Londres en un plató de TV

Gerard y Michelle, que estos días visitaron Santiago y Barbanza, partirán el lunes en luna de miel hacia París, donde estarán una semana. Luego viajarán a Londres, donde ella debe participar en un programa de televisión junto a su jefe, el prestigioso estilista francés Louis Licardi, que tiene su negocio en la Quinta Avenida de New York .