El Correo Gallego

Galicia » Infraestructuras

entre lugo y ourense

A-76, la autovía de la discordia por las disputas con su trazado

El estudio informativo para el eje viario entre Ponferrada y As Burgas plantea cuatro trayectos posibles // La alternativa final ha desatado la guerra entre diputaciones, ayuntamientos y empresarios

ÁNGEL ARNÁIZ • LUGO   | 02.01.2007 
A- A+

El objetivo fundamental de una carretera es unir y acercar territorios. En el caso de la autovía A-76, que enlazará Ponferrada con Ourense, todavía sobre el papel, lejos de unir a las tierras bercianas con las gallegas, lo que está logrando es la división y la lucha entre municipios y comarcas del interior lucense y ourensano.

El estudio informativo de la futura autovía A-76, realizado por la consultora Prinsa, plantea cuatro trazados alternativos, que son el motivo de la discordia desatada entre los ayuntamientos de Lugo y Ourense afectados por los posibles trayectos.

La alternativa 1 del estudio elaborado por Proinsa toma como base a la actual carretera N-120, desde el tramo que parte de Ponferrada hasta la capital de As Burgas, pasando por O Barco, A Rúa, Quiroga, Ribas de Sil, Monforte y Pantón.

La opción 2 afectaría únicamente a los municipios del Bierzo y Valdeoras. En lugar de seguir la actual N-120 en esas dos zonas, el trazado de la autovía pasaría más al sur, próximo a las Médulas para encontrarse con N-120 a la altura de O Barco.

El corredor 3 dibuja la carretera entre Ponferrada y Valdeorras por las alternativas 1 y 2; pero al pasar A Rúa, antes de entrar en Lugo, seguiría hacía el oeste, cruzando el río Sil, y continuaría al sur de este curso fluvial por los municipios ourensanos de Larouco, Trives, Castro Caldelas, San Xoán de Río, Xunqueira de Espadañedo y Esgos, a las puertas ya de Ourense. La cuarta posibilidad que plantean los técnicos de Fomento es la opción número 1 hasta Monforte y desde aquí, por la N-120 hasta Canabal (Sober), donde se desviaría al sur, para salvar el Miño por Santo Estevo y seguir hacia la capital de As Burgas Luintra y Pereiro de Aguiar.

A la vista de estas posibilidades es evidente que las comarcas lucenses de Quiroga y Lemos luchan y reivindican la opción 1, en tanto que los municipios ourensanos de Pobra de Trives y Castro Caldelas quieren el corredor 3, para conseguir un eje viario moderno que los comunique con la capital y el El Bierzo.

La polémica está servida. Los nueve ayuntamientos de Lemos y Quiroga, la Diputación Provincial de Lugo, los empresarios y los sindicatos se han pronunciado a favor de la ruta 1. Empresarios de Trives y Caldelas, 13 ayuntamientos del norte ourense y la Diputación apoyan la opción 3.

LAS CLAVES

Promesa electoral de los socialistas
La reconversión de la N-120 en autovía fue uno de los compromisos electorales del PSdeG-PSOE en el 2004. El propio José Blanco, cuando era oposición, lo reiteró en Monforte en varias ocasiones. En el sur lucense esperan que se cumpla esa promesa.

Entrevista con la ministra de Fomento
Los nueve concellos de Lemos y Quiroga, junto con la delegación de la CEL en el sur lucense, pedirán una entrevista con la titular de Fomento, Magdalena Álvarez, para explicarle los argumentos que manejan en favor de la opción 1 para la A-76.

Los defensores en la provincia lucense
Monforte, Quiroga, Sober, O Saviñao, Pantón, Bóveda, Pobra do Brollón, Ribas de Sil y Folgoso de Courel son los municipios que defienden la opción 1, siguiendo el trazado de la N-120. Diputación de Lugo, empresarios de la CEL y sindicatos los apoyan.

Los apoyos en las tierras ourensanas
La plataforma ourensana pro autovía A-76 por Trives cuenta con los apoyos de la Diputación de Ourense, los empresarios de Trives y Caldelas y los concellos de Chandrexa, Larouco, Manzaneda, Espadañedo, A Teixeira, Viana do Bolo, Montederramo, OBolo, Maceda, Pereiro de Aguiar, Esgos, Trives y Caldelas.