El Correo Gallego

Galicia » Infraestructuras

media distancia

Viajes de tres horas y velocidad del siglo pasado en el tren gallego

Los regionales no superan en ningún caso los 90 kilómetros por hora en sus desplazamientos

PATRICIA HERMIDA/J.AGUADO • FERROL/SANTIAGO   | 23.08.2007 
A- A+

Viajes de hasta tres horas de duración y velocidades medias que en algunos trayectos sólo alcanzan los 48 kilómetros por hora definen el estado de salud del ferrocarril interior gallego. Galicia no cuenta con una red de trenes de cercanías como ocurre en las grandes ciudades españolas y europeas. Sólo dispone de una malla de recorridos que Renfe define como desplazamientos de media distancia, que en la práctica suponen duraciones excesivas en los tiempos de enlace entre las distintas ciudades. Como muestra, un botón: circular en ferrocarril entre A Coruña y Vigo puede llevar tres horas; de Santiago a Ourense el sufrido usuario del tren puede tardar unas dos horas; entre Monforte y A Coruña se invierten casi tres horas.

Ni la modernización del material rodante (con la introducción de los trenes rápidos R-598), ni las obras en la infraestructura viaria que se están acometiendo en el Eje Atlántico para adecuar el corredor a la velocidad alta, ni siquiera el dinero que la Xunta inyecta a Renfe para mantener trayectos deficitarios, que se conservan por su interés social, han servido para reducir sensiblemente los tiempos de conexión entre las grandes ciudades gallegas. Disfrutar del paisaje está asegurado.

La solución, sin embargo, y aunque se haga esperar, tiene un nombre: la alta velocidad. Según Xosé Carlos Fernández Díaz, ingeniero experto en ferrocarril, la progresiva puesta en marcha de los tramos de vía que permitirán circular a material rodante propio del AVE hará que los tiempos medios mejoren sustancialmente.

Así, por ejemplo, para ir de A Coruña a Vigo sólo se invertirán 65 minutos. Si el trayecto va de Santiago a Ourense, el tiempo será de unos escasos 30 minutos. Para el caso de la conexión entre Lugo y A Coruña la duración del viaje quedará en cuarenta minutos. En estos momentos, ninguno de los trenes regionales o de media distancia que circulan por Galicia supera los 90 kilómetros por hora de velocidad media. La más alta corresponde al R-598 que une Santiago y Ourense. Llega al récord de 86,6 km/h. El más lento va a 48,8 km/h., entre A Coruña y Ferrol.

LA CLAVE

Un consenso para hacer la modernización

La Xunta, siguiendo el ejemplo de los ejecutivos de Manuel Fraga, subvenciona a la operadora Renfe por prestar servicios ferroviarios deficitarios. Según el convenio de este año, Renfe se comprometía a incorporar nuevos recorridos: Vigo-Pontevedra y Ourense-A Coruña, este último vía Santiago y vía Monforte-Lugo. El acuerdo, además, preveía nuevas frecuencias de trenes en ejes como A Coruña-Ferrol; A Coruña-Lugo-Monforte; y Ourense-A Mezquita-Puebla de Sanabria.

Aunque la operadora se comprometió a renovar su material rodante, lo cierto es que todavía no funcionan en todas las líneas los modelos R-598, que son los trenes más modernos y cuya presencia es habitual en el corredor A Coruña-Santiago-Vigo.

En priorizar la modernización del ferrocarril coinciden todos los partidos .

LOS DATOS

Los ejesEn la comunidad autónoma hay cinco grandes corredores para la circulación de trenes de media distancia o regionales: G1 (A Coruña-Santiago-Vigo); G2 (Santiago-Ourense-Puebla de Sanabria); G3 (Vigo-Ourense-Monforte); G4 (A Coruña-Lugo-Monforte/Ferrol); y R29 (Monforte-Ponferrada-León).

UnidadesUna de las críticas de especialistas en ferrocarril como Xosé Carlos Fernández Díaz se refiere a la escasez de circulaciones de trenes que se registra en algunos corredores interiores. De hecho, algunos de los servicios diarios se suprimen en sábados y domingos, como se ve si se entra la página web de Renfe .