El Correo Gallego

Galicia » Infraestructuras

infraestructuras

Sesenta minutos menos a Madrid

El presidente anuncia que el tiempo de viaje a la capital, ahora de ocho horas y media, se reducirá el próximo año con la entrada en servicio del tramo de AVE Madrid-Olmedo // Garantiza la licitación en el año 2007 de todos los trayectos entre Lubián y Ourense

SANTIAGO • REDACCIÓN   | 21.09.2006 
A- A+

Cris Tobío
Operarios trabajando en las obras del tramo de alta velocidad en la localidad de Ordes
FOTO: Cris Tobío

El año que viene entrará en servicio el tramo de alta velocidad entre Madrid y Olmedo (Valladolid) y, en consecuencia, el viaje desde Galicia a la capital española se reducirá "en más de una hora". En este momento, ir a la estación de Chamartín desde Santiago en el Talgo supone ocho horas y media de trayecto. La rebaja de tiempo fue anunciada ayer por el presidente de la Xunta, Emilio Pérez Touriño, en el Pleno del Parlamento, donde contestaba a una pregunta del portavoz del BNG, Carlos Aymerich.

Touriño hizo un repaso a las obras de la alta velocidad, y defendió un "avance significativo" en el proyecto para el próximo año. La previsión es que en 2007 "todos los tramos del AVE entre Ourense y Santiago estén en servicio o con las obras a punto de terminar". Los tramos entre Medina y Lubián deben estar en construcción y entre Lubián y Ourense, licitados.

El titular del Ejecutivo autonómico también avanzó que para el año que viene en el Eje Atlántico "todos los tramos entre Santiago y Vigo tengan licitadas todas las obras". "Entre Santiago y A Coruña todos los tramos estarán en servicio o con las obras a punto de terminar y pondremos en marcha los estudios informativos de la salida sur a Oporto desde Vigo", precisó Touriño.

Planificación a medio plazo

El presidente del Gobierno gallego garantizó estas previsiones, pues la comunidad ya tiene asegurado del Ejecutivo de Zapatero un ocho por ciento de la inversión estatal en materia de infraestructuras en los Presupuestos del año que viene. Touriño explicó que es posible gracias al diálogo permanente entre ambas administraciones y porque ahora hay "una planificación presupuestaria a medio plazo". En el pasado, sin embargo, "no hubo esta imprescindible planificación y hoy los gallegos pagamos las consecuencias", añadió, en alusión a la etapa de José María Aznar.

El líder socialista también comprometió que la entrada en servicio de los tramos de la alta velocidad irá acompañada de la incorporación de material móvil de "altas prestaciones, con el fin de ofrecer a los usuarios un transporte rápido, cómodo, moderno y competitivo".

 

CONGRESO

Trenes mucho más seguros desde 2009

El nuevo sistema de seguridad ASFA digital (Anuncio de Señales y Frenado Automático), que incorpora controles de velocidad asociados a la indicación de la señal y reduce el fallo humano, estará implantado en todos los trenes de Renfe a finales de 2009.

Para esa fecha Renfe habrá invertido aproximadamente 300 millones de euros en la instalación de dispositivo para mejorar la seguridad de los trenes, según el presidente de la compañía, José Salgueiro.

El presidente de Renfe así lo manifestó durante su comparecencia  en el Congreso, a petición del portavoz del Bloque, Francisco Rodríguez, para explicar las causas del accidente del tren Galicia-Hendaya ocurrido el pasado 21 de agosto en la localidad palentina de Villada.

En el accidente murieron seis personas y hubo 75 heridos, uno de los cuales falleció posteriormente y todavía hay otro hospitalizado en el complejo de Basurto, en Bilbao.

Según Salgueiro, el nuevo sistema de seguridad frenará automáticamente al tren –pese a la presencia del maquinista– si al pasar por delante de una señal que marca una velocidad concreta, el convoy la rebasa.