El Correo Gallego

Comarcas | comarcas@elcorreogallego.es

urbanismo

A Estrada debe esperar aún un mes para dar licencias de obra

Se cumplen dos años de la aprobación inicial del PXOM // El ejecutivo municipal aguarda posibles soluciones de la Xunta // Si se regresa a las normas subsidiarias de 1978, habrá contradicciones con la Lei do Solo

DELEGACIÓN • A ESTRADA   | 17.08.2006 
A- A+

Ni el 14 ni el 16. Agosto no será una fecha clave para el urbanismo de A Estrada. El pasado lunes se cumplían dos años de la aprobación inicial del PXOM, un documento que no ha pasado el examen de Política Territorial. El aniversario también coincide con el tiempo máximo de paralización de licencias. Pero el regreso de las grúas y la concesión de permisos no se hará efectivo por la fecha del pleno de aprobación inicial. Como bien sospechaban algunos, los permisos deben volver a concederse tomando como referencia la fecha de publicación del acuerdo en el DOG, con lo que la actividad de los constructores deberá aguardar aún unas semanas, hasta el próximo mes de septiembre.

Pero la difícil situación que atraviesa A Estrada en materia de Urbanismo no se reduce sólo a plazos. Al no existir un PXOM (el equipo redactor sigue trabajando en las correcciones apuntadas por la Xunta), habrá que volver a la situación anterior, con las normas subsidiarias redactadas en 1978. Eso, en caso de que Política Territorial, departamento al que la Corporación estradense ya informó del nuevo y difícil panorama, no dote al municipio de unas normas transitorias, al igual que pasó en otras localidades.

Y es que la vuelta a las normas del 78 sería, en la práctica, algo más que un paso en falso, porque su contenido contradice en muchos aspectos la Lei do Solo. Así las cosas, A Estrada, donde pronto se cumplirán 3 años sin obras (el pleno hizo una suspensión potestativa ya en septiembre de 2003), y sobre todo el sector de la construcción, siguen a la espera de una solución para salir de un túnel en el que se aventuran más retrasos.

LEY DE EVALUACIÓN AMBIENTAL

Nuevo contrato y agonía rural

La situación es mucho más grave en el rural. Amén de los recortes impuestos por Urbanismo en el Plan Xeral, en las parroquias hay que remontarse a enero de 2003 para hablar de suspensión de obras. Mientras, la nueva Ley Estatal de Evaluación Medioambiental también exigirá hacer un nuevo contrato para redactar un informe necesario que retrasará la ansiada aprobación del documento. En el gobierno local esperan que la Xunta siga subvencionando este tipo de trabajos .