El Correo Gallego

Comarcas | comarcas@elcorreogallego.es

Despedido un empleado municipal en Boiro por trabajar mientras estaba de baja

El asalariado, con 657 días por enfermedad, fue expedientado por realizar tareas ajenas al Concello

SUSO SOUTO• BOIRO   | 10.11.2007 
A- A+

Los ediles del PP de Boiro abandonaron airadamente el pleno del jueves apenas diez minutos antes de que concluyese la sesión y lanzando acusaciones de persecución política al alcalde, Xosé Deira, por el despido de un empleado municipal.

En el punto sobre los decretos de la alcaldía, el PP puso el grito en el cielo por el expediente abierto contra un trabajador (personal laboral) del área de servicios varios.

El gobierno explicó que propuso la sanción de separación del servicio contra el trabajador (que la recurrió) tras haber comprobado en varias ocasiones que estaba trabajando en tareas ajenas al Concello mientras estaba de baja por enfermedad. La investigación (a la que se asignó a un policía) se abrió ante la acumulación de 657 días de bajas por parte del trabajador en los tres últimos años. En una de esas ocasiones fue sorprendido pegando carteles electorales para el PP, algo a lo que se aferró esta formación para acusar al alcalde de "persecución política".

Por otra parte, el pleno aprobó de forma definitiva la ampliación de la ordenanza municipal de ruidos (con la abstención de ICB), que llevaba varios años siendo reclamada por la plataforma vecinal de afectados de la zona de la movida.