El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Galicia | galicia@elcorreogallego.es  |   RSS - Galicia RSS

alimentos

Grupos antitransgénicos acusan a la Cámara de pactar un texto "baleiro"

La plataforma censura el "desconocimiento" evidenciado por los diputados sobre la alteración genética // Denuncian que la moción no recoge ningún avance al permitir que estos cultivos coexistan junto a los tradicionales

R. LIZCANO • SANTIAGO   | 28.11.2008 
A- A+

Un día después de la aprobación unánime en el Parlamento de una proposición contraria a la proliferación de cultivos genéticamente modificados en territorio gallego, la Plataforma Galega Antitransxénicos compareció en rueda de prensa para censurar la "cobardía" del texto consensuado y lamentar la ausencia de un debate de altura e informado en las intervenciones de los representantes parlamentarios.

Las limitaciones del documento, señaló Analía Moares (Amigos da Terra), aparecen desde el primer apartado, que aboga por incentivar las producciones tradicionales y los cultivos ecológicos "impedindo a súa hibridación e/ou polinización por outros organismos modificados xeneticamente". Y es que el argumento, manifestó Moares, queda cojo mientras se deje abierta la puerta a la "coexistencia" de cultivos, con la consiguiente contaminación por polinización de las restantes plantaciones.

Pero las reservas más directas se dirigen al tercer punto, en el que se insta a la Xunta a "incentivar a investigación en biotecnoloxía e enxeñaría xenética". Para Fins Eirexas (Adega), se trata de un mensaje que por sí solo "vén baleirar o acordo", en tanto que no fija ningún límite a las aplicaciones de la investigación. "Non estamos en contra da biotecnoloxía, pero unha cousa é investigar vacinas e outra que estes organismos Frankestein salten directamente dos laboratorios ao monte e ás nosas mesas", señaló.

Eirexas lamentó además la confusión de ideas. "Son os nosos deputados quen evidencian un descoñecemento moi grave", indicó con respecto al cuarto y último punto, que insta a formar e informar a la ciudadanía sobre los organismos modificados.

Eirexas, Moares y Charo Sánchez, portavoz del Sindicato Labrego, denunciaron que España es con 70.000 hectáreas el país de la UE con mayores extensiones de cultivos transgénicos. En Galicia, se han realizado en los últimos años ensayos de distintos tipos de maíz modificado, "coa única protección", explicaron, de incinerar las cosechas y alejarlas 200 metros de las parcelas tradicionales. La ausencia de las plagas frente a las que está programado cuestionaría su utilidad en Galicia, pero ningún obstáculo legal impide su cultivo y, por lo tanto, completaron, "podemos supoñer que xa existan plantacións".