El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Galicia | galicia@elcorreogallego.es  |   RSS - Galicia RSS

memoria

Sada retira a Franco la condición de hijo adoptivo de la villa

El gobierno municipal mantiene su lucha para suspender las distinciones concedidas al general

D.DOMÍNGUEZ • A CORUÑA   | 25.01.2008 
A- A+

Desde ayer el general Franco ya no es hijo adoptivo de Sada ni tampoco alcalde honorario. La decisión fue tomada ayer por el pleno municipal con los votos a favor de BNG y PSdeG, que sustentan el gobierno, y por el del independiente David Brandariz, llave que anula el empate entre los ocho ediles progresistas y los otros tantos que suman PP (dos) y Partido Demócrata Sada Popular (seis).

La moción permite retirar las menciones honoríficas concedidas a Franco en 1944, cinco años después de que finalizase la Guerra Civil con la derrota del bando republicano. Además de las dos menciones citadas, el Ayuntamiento también le concedió la medalla de oro de la villa.

La iniciativa forma parte de la estrategia de la actual Corporación, dirigida por el alcalde Abel López Soto, y podría haber comenzado antes si un tránsfuga socialista no le hubiese arrebatado el bastón municipal en 2003. Con la llegada de López Soto, el ayuntamiento ha acaparado portadas tras la iniciativa de declarar Bien de Interés Cultural el Pazo de Meirás, propiedad de la familia Franco después de la expropiación a campesinos de la época. De hecho, el nacionalista Carlos Babío, desciende de uno de los afectados, fue uno de los ediles que votaron a favor de esa iniciativa para abrir a la sociedad una propiedad privada.

"Nada impide que esta Corporación tome esta decisión", declaró ayer López Soto antes del inicio de la sesión.

La España de los dos bandos queda reflejada en el ayuntamiento coruñés en la figura del actual alcalde y la de quien ocupó el puesto durante más de dos décadas, presumiendo de su admiración por Franco. Ramón Rodríguez Ares, que atribuyó a los nacionalistas el afán de "desviar la atención de otras cosas más importantes".

Un ex alcalde republicano

Otro gesto ilustra el choque vivido en Sada. A la retirada de las menciones vitalicias a Franco prosiguió la apertura de un expediente para declarar alcalde honorario a título póstumo de Antonio Fernández Pita, regidor sadense durante la República y fusilado en 1936.

Sin embargo, la iniciativa no partió de las filas nacionalistas, sino de las de Agrupación Sada Unida, es decir, de David Brandariz, el independiente tentado continuamente por los dos bandos enfrentados en el pleno sadense.

Por otro lado, los técnicos de la Consellería de Cultura todavía no tienen una fecha para acceder al interior del Pazo de Meirás y comprobar su estado, algo a lo que se negaba la familia Franco pese a que el inmueble está catalogado como bien protegido, lo que permite el paso a miembros de Patrimonio. Aguardan la autorización judicial para ello.