El Correo Gallego

Santiago » El tiempo

Los propietarios de parcelas del parque de Pazos podrán escriturarlas a partir de septiembre

PADRÓN. ANTÍA  | 25.08.2008 
A- A+

Tras meses de inactividad, el polígono empresarial de Pazos parece repuntar en cuanto a cons­trucción de naves y actividad. Según informan fuentes de la plataforma de propietarios  afectados del polígono de Pazos, los problemas en esta área empresarial comenzaron cuando las fincas que habían sido adquiridas a Xestur en compra-venta no pudieron ser registradas por los nuevos titulares, al no tenerlas tampoco escrituradas el propio Xestur tras la expropiación de los terrenos llevada a cabo para la construcción del polígono. Así las cosas, y mientras la pelota rebotaba de tejado en tejado, los afectados eran los más perjudicados, ya que muchos tenían que recurrir a créditos hipotecarios para levantar sus negocios, “pero al no tener escrituras de la propiedad, los bancos eran remisos a darlos y teníamos créditos puente que expiraban ya este mes”, recalcan.

El problema estaba en que Xestur no tenía registradas las parcelas”, recalcan fuentes de los propietarios afectados que se constituyeron en plataforma para defender sus intereses. “Somos 24 los que estuvimos en contacto, pero hay muchos más que no sabemos quiénes son porque no nos dan la lista de propietarios alegando a la confidencialidad de datos”, señalan.

Tras muchas idas y venidas, y reuniones a tres bandas entre afectados, Concello y Xestur, parece que por fin se hace algo de luz en este asunto. “El problema de no poder registrar las parcelas es que no podías solicitar créditos hipotecarios; muchos estábamos con créditos puente, pero nos lo cancelaban este mes. Solo aquellos que tenían dinero en efectivo pudieron levantar las naves”.

Los afectados, que crearán en breve una comunidad de propietarios del polígono de Pazos, esperan ahora poder registrar sus parcelas a principios de septiembre, una vez que Xestur solventó su parte de la titularidad de las fincas. “Será un alivio, después de tantos meses de quebraderos de cabeza”, recalcan.

El parque empresarial no  contaba hasta hace poco con alumbrado público, lo que favorece los robos en naves en construcción, “ y tampoco tenemos línea telefónica fija”, sostienen.