El Correo Gallego

Deportes » Fórmula Uno

Los hosteleros estiman que el impacto directo del GP duplicará el de la America's Cup

La FEHV augura un retroceso del 6,43% en el volumen del negocio del sector y una pérdida de rentabilidad del 11,5% durante este verano

VALENCIA - (EUROPA PRESS)  | 10.07.2008 
A- A+

Los hosteleros valencianos estiman que el impacto directo sobre sus negocios del Gran Premio de Europa de Fórmula 1, que se celebrará en Valencia el próximo 24 de agosto, duplicará el que tuvo la celebración en la capital valenciana de la última edición de la America's Cup.

Así lo manifestaron hoy durante la presentación del cuarto estudio de perspectivas económicas para este verano que realiza la Federación Empresarial de Hostelería de Valencia (FEHV), acto en el que participaron su presidente, Juan Carlos Gelabert; el vicepresidente la FEHV y presidente de la Asociación de Restaurantes, José Palacios; el presidente de la Asociación de Salones de Banquetes y Empresas de Catering y también vicepresidente de la FEHV, Manuel Espinar, y Vicente Pizcueta, portavoz de la federación.

Pizcueta resaltó que los profesionales del sector creen que el impacto que tendrá el GP de Europa sobre sus establecimientos "directamente va a ser mucho más beneficioso, más de un 200 por ciento" superior al producido por la competición internacional de vela que, si bien "la gente lo valoraba, sólo un 11 por ciento pensaba que a él le iba a beneficiar", mientras que con la F-1 "piensan que se produce un mayor reparto".

Así, para un 84 por ciento de los encuestados el impacto del evento "va a ser importante o muy importante", frente al 58 por ciento que otorgaba la misma consideración a la America's Cup, mientras que en cuanto a su repercusión directa sobre los negocios hosteleros, la F-1 "es valiosa para el 26 por ciento de los encuestados, porcentaje muy superior al 11 por ciento que obtuvo la America's Cup el año pasado".

En la misma línea, Juan Carlos Gelabert resaltó que se trata de "un deporte mucho más atractivo popularmente hablando" que por tanto, generará "mucho más ambiente en las calles" y "mucho más movimiento de todo tipo de público", lo que, a su juicio, "motivará que haya ambiente en toda la ciudad, más que con la America's Cup".

El presidente de la FEHV subrayó que el GP de Europa "tiene más tirón" y señaló que produce un fenómeno similar al del Gran Premio de motociclismo bwin de la Comunidad Valenciana, que genera un gran "volumen de gente que viene de España y es un público más consumidor porque el periodo es más corto" y realizan mayor uso de los establecimientos hosteleros que en caso de estancias prolongadas.

REPUNTE DE OCUPACIÓN

Asimismo, Pizcueta apuntó que beneficiará también a los destinos de litoral que habitualmente experimentan una "ligera bajada" de ocupación en la última semana de agosto, ya que en esta ocasión "puede haber hasta un repunte" porque los turistas decidan quedarse una semana más en estas localidades para acercarse al GP de Europa.

Por su parte, José Palacios estimó que la afluencia de visitantes que generará no se limita "solamente a la gente que tiene acceso a la circuito", sino que, al igual que sucede con el GP de Motociclismo, a esas 130.000 personas que accedan al circuito se sumarán "otras 100.000 en los alrededores que no han conseguido entrada pero aprovechan para acercarse a estar viviendo ese mundillo".

Palacios coincidió en que tendrá importantes resultados económicos para la provincia de Valencia "aunque sólo dure tres días" y supondrá unos beneficios "mayores que la America's Cup", al tiempo que se mostró convencido de que "la gente que se acerca a este tipo de campeonatos va a funcionar mucho para la provincia de Valencia".

PEORES DATOS DE LA DÉCADA

En cuanto a las previsiones de cara al verano, el estudio indica que los tres meses concentran el 40,5 por ciento de la facturación del sector y augura para este año "un retroceso del 6,43 por ciento del volumen de negocio, lo que supone los peores datos de la década".

De este modo, para el 61 por ciento de los encuestados este verano "será peor o mucho peor que el anterior" siendo la causa principal de estos malos datos "el impacto de la crisis económica", ya que para el 73 por ciento de los encuestados "la crisis va a afectar mucho o muchísimo al sector".

Ese retroceso, sumado al incremento actual del IPC interanual del 5,1 por ciento, supone que "la pérdida de rentabilidad del sector durante este verano va a ser del 11,5 por ciento", aunque desde la FEHV matizaron que "afortunadamente estos datos conviven con una percepción positiva del futuro del turismo, que recibe una puntuación de 6,3 sobre 10 manteniendo la misma valoración que en 2007".

No obstante, el sector confía en que "se produzca un consumo extra de los turistas que ocupan sus segunda residencias como consecuencia del retroceso que se va a producir del numero de viajes al extranjero".  

Con respecto a la procedencia y el poder adquisitivo de los turistas, recoge que el 74 por ciento son familias de clase media de la Comunitat, con la excepción de Gandia y la Safor, donde el turismo madrileño y nacional supone un 53 por ciento de sus visitantes.

Asimismo, apunta que el 7 por ciento de las pymes de la provincia anuncia que van a cambiar su periodo vacacional al considerar rentable mantener sus establecimientos abiertos durante los meses estivales, cifra que asciende hasta el 15 por ciento en el caso de la ciudad de Valencia.

ACTITUD POSITIVA Y CONFIANZA

El informe subraya además la "actitud positiva" y "confianza" con la que el sector afronta esta crisis, ya que el 61 por ciento piensa que el turismo valenciano va a ser bueno o muy bueno, por lo que aboga por "afrontar la situación con realismo pero también con fuerzas, con ideas y con ganas de trabajar para combatir esta situación".

Así, la FEHV recomienda "afrontar la crisis actual como una oportunidad" para "ajustar" el producto turístico "mejorando su calidad y haciéndolo más competitivo", "optimizar la dirección de las empresas aplicando sistemas avanzados de gestión adaptados a la economía de las micropymes" y que permitan "los ajustes económicos y el estricto control del gasto en las pymes", para lo que reclama la puesta en marcha de las líneas de inversión pública de ayuda a las empresas.