El Correo Gallego

Portada  |   RSS - Portada RSS

'guerra del rodaballo'

Pescanova se ve atada por "cuatro ecologistas, amigos de la conselleira"

Pesca ofrece Camariñas y Muros entre las opciones para Pescanova, pero el presidente de la empresa las ve inviables // Afirma que, si no prospera Touriñán, Portugal tiene posibilidades

JESÚS TRILLO • MUXÍA   | 03.05.2006 
A- A+

La Consellería de Pesca ofreció a Pescanova nueve alternativas a Touriñán para ubicar la planta de rodaballo. Según explicó el presidente de la empresa, Manuel Fernández, entre las propuestas se encuentran la zona de Camelle (Camariñas), las inmediaciones de la ría de Muros, y la costa de Ribadeo. Todas ellas, aseguró, "son inviables, tanto por la fragmentación de los terrenos, como por su ubicación, unos muy alejados de la costa y otros en acantilados inaccesibles". A ello hay que sumar que proponen instalaciones desmontables, "que en esta costa se las lleva el viento". Ante este planteamiento, "está ganando enteros la opción de Portugal, que ofrece bastantes ventajas".

El máximo responsable del grupo alimentario vertió duras críticas contra la titular de Pesca, llegando a afirmar que 2.800.000 gallegos "tienen que estar al dictado de cuatro ecologistas amigos de la conselleira". Recuerda Fernández de Sousa que ya en su día los gallegos tuvieron que emigrar por falta de trabajo, los pescadores por falta de caladeros, y ahora la acuicultura también lo tendrá que hacer "por falta de voluntad política". En tono irónico, afirmó que "debemos disculparle, porque esta conselleira no sabe nada de acuicultura, y el que no sabe es como el que no ve".

El máximo responsable de Pescanova aclara que la Red Natura sí permite actuaciones como la de Touriñán. Sobre el proyecto en concreto, dijo que se fue adaptando a los requisitos, que dispone de los informes favorables, y que está a la espera del permiso de actividad. A pesar de todo ello, De Sousa señala que "a la conselleira no le gusta porque se plantea para la zona cero del Prestige y es algo que capitalizó Fraga". Ante esto, los penalistas de la empresa estudian emprender acciones, ya que "detrás de nosotros hay muchas empresas y muchas personas indignadas".

Manuel Fernández dice que se hace necesario levantar la voz para impedir que sigan las tropelías contra el desarrollo de Galicia. Es de esperar, subrayó, que el entorno de la conselleira le indique que lo que está haciendo "es una locura, y además, para poder conducir un camión es necesario obtener previamente el permiso correspondiente".

En Muxía las reacciones no se han hecho esperar, y ayer aparecieron en el lugar de Touriñán numerosos pasquines reivindicando la granja acuícola.

Malestar en Stolt Sea Farm

El director de Stolt Sea Farm, Pablo García, mostró también su descontento con la política de la Xunta. Señaló que su grupo tiene paralizados tres proyectos, y que la multinacional dispone de fondos para invertir, pero algunos ya no podrán venirse para Galicia. Según García, nuestra comunidad no tiene rival en el planeta para cultivar rodaballo y lenguado, "y es una pena que problemas políticos originen algo que luego será irremediable".

Por su parte, el diputado del PP Henrique López Veiga preguntó ayer a la titular de Pesca qué va a hacer para garantizar el futuro económico de Costa da Morte si impide la planta de Touriñán y atribuyó la decisión a una falta de conocimiento de la conselleira.

Por contra, Bieito Lobeira, parlamentario del BNG, aboga por una ubicación que no sea dañina e invita a Pescanova a que se atenga a cumplir la ley, así como a tener en cuenta la preservación de la riqueza de la costa.

ADVERTENCIA DESDE SAN CAETANO

"Las decisiones las toma la Xunta"

La conselleira de Pesca, Carmen Gallego, aseguró ayer en Vigo que los técnicos de Pescanova optaron ya por una de las nueve alternativas a Touriñán, y están elaborando ya el proyecto. Por ello, demanda aclaraciones al presidente de la firma, Manuel Fernández, quien califica de inviables todas las propuestas de la Xunta. Se pregunta Gallego si habrá mala comunicación dentro de la propia empresa, dado que el trabajo que se está haciendo no se corresponde con lo afirmado por el presidente. Advierte asimismo la conselleira a Pescanova de que las decisiones sobre el desarrollo de la acuicultura "las toma el Gobierno gallego".

Por su parte, el conselleiro de Medio Ambiente, Manuel Vázquez, pidió ayer la "colaboración de todos" para acordar una ubicación de la piscifactoría fuera de Touriñán, con el objetivo de proteger un "lugar emblemático". Advirtió de las sanciones que podría imponer la UE si se instalase en una zona de la Red Natura .