El Correo Gallego

Portada  |   RSS - Portada RSS

LUCHA CONTRA LOS INCENDIOS

Nunca Máis denuncia veinte años de política forestal errónea

Asegura que el paisaje es hoy una "bomba incendiaria" // Tres colectivos rechazan la concentración del domingo

EUROPA PRESS • SANTIAGO, A CORUÑA Y LUGO   | 18.08.2006 
A- A+

La plataforma ciudadana Nunca Máis lamentó ayer la "mala gestión" de los montes en Galicia en "los últimos 20 años", responsable, según el portavoz de este colectivo en A Coruña, Daniel López Bispo, de que el paisaje gallego se haya convertido en una "bomba incendiaria".

Bispo denunció que, "hasta ahora", la política forestal "ha sido de extinción y no de prevención". Así, añadió, "estamos gestionando fuego todos los años".

El portavoz apuntó diferencias entre la actuación del Gobierno gallego ante el Prestige y hoy con los incendios: "En este caso, no se ocultó información".

Nunca Máis también celebró que el PSdeG se haya comprometido a estar el domingo en la manifestación en Santiago.

López Bispo insistió en varias ocasiones en que la "tipología" de los fuegos de este año es "diferente" a la de otras temporadas, ya que éstos se han producido de "forma sofisticada".

La manifestación del domingo fue calificada de "oportuna y absolutamente necesaria" dada la "desesperada situación" en la lucha contra el fuego por el portavoz coruñés, que recordó que fue la propia sociedad la que "reclamó" su celebración.

"Ante la desesperada situación vivida en estos últimos días, provocada por fuegos descontrolados y amenazantes de bienes y vidas humanas, tenemos que llamar a la población gallega a manifestar nuestra más absoluta repulsa", indicó desde Lugo, Adela Figueroa, una de las portavoces de Nunca Máis en la provincia y presidenta de Adega.

Por su parte, los colectivos Vigueses por la Libertad, Coruña Liberal y la Asociación Gallega por la Libertad de Idioma rechazaron la concentración, expresando su "sorpresa e indignación" por la reaparición de la plataforma tras la oleada de incendios, en lo que tachan como una medida para "favorecer a unas opciones políticas y desacreditar a otras". Además, señalaron que "peor aún" es que Nunca Máis "siembre cizaña" entre la ciudadanía para "defender la actuación gubernamental".