El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Galicia | galicia@elcorreogallego.es  |   RSS - Galicia RSS

sentencia

Dos años de prisión por agredir a un edil del BNG

El Juzgado Penal dos de Vigo condena por "atentado contra la autoridad" a las dos personas que le quemaron el coche // Le pagarán una indemnización de 22.000 euros

M.G. • VIGO   | 17.10.2008 
A- A+

Satisfecho de que las dos personas que en la noche del 19 de noviembre quemaron su coche hayan sido condenadas como autores de un delito de "atentado contra la autoridad", el concejal nacionalista de la localidad pontevedresa de Nigrán, David Giráldez, explica que ha visto cumplidas sus expectativas porque, después de tres años de proceso, la Justicia haya reconocido que se trató de una agresión por motivos políticos.

En la sentencia dictada ayer por el titular del Juzgado de lo Penal número dos de Vigo, después de que las partes llegaran a un acuerdo, se determina que Ricardo Abal y José Giráldez Fernández, además de ser condenados a dos años de prisión, que no cumplirán por carecer de antecedentes penales, deben abonar al edil un total de 22.000 euros. Además, se ha dictado una orden de alejamiento de cinco años.

David Giráldez explicó ayer a esta redacción que con su demanda, nacida de la "rabia y de la impotencia" sentida en la noche en que le quemaron su coche, no pretendía que los dos denunciados ingresaran en prisión, pero sí que se reconociera que no era una venganza de tipo personal. "Este tema no se trataba de un daño y amenazas como inicialmente se planteó, sino de una agresión contra un cargo público y por ejercer mi trabajo de concejal", dijo ayer.

Para el abogado defensor del edil nacionalista, Pedro Trepat, es destacable el valor ejemplarizante de la sentencia, así como la contundencia con la que se ha reconocido la motivación política. Afirma que la agresión de madrugada contra la propiedad de David Giráldez se debió a las decisiones que adoptó como político al denunciar las presuntas irregularidades de la empresa que está a nombre de la esposa del considerado como instigador, Ricardo Abal, por verter piedras en un espacio forestal protegido por el Ayuntamiento.

Entre los argumentos aportados por Trepat figura que tanto Ricardo Abal como su cuñado José Giráldez, a quien pidió que le ayudara para quemar el coche del edil, reconocieron ante la Guardia Civil la vinculación del atentado contra el edil precisamente como consecuencia de ejercer su trabajo como representante público de los vecinos de Nigrán.

Para David Girález, la condena dictada por el magistrado, que dista de los cuatro años de prisión solicitada por su abogado defensor, es lo suficientemente amplia para considerar que el tema está definitivamente zanjado. No cree que vaya a encontrarse con sus agresores porque "no sé ni dónde viven".