El Correo Gallego

Opinión | opinion@elcorreogallego.es  |   RSS - Opinión RSS

Reseña musical

RAMÓN G. BALADO

La soprano S. Puértolas, entrantes zarzuelísticos

27.12.2007 
A- A+

La soprano Sabina Puértolas, acompañada al piano por R. Bini, iniciará en el Teatro Principal -21 h.- el VII Festival de Zarzuela que da cabida a géneros musicales que amplían su espectro de estilos. S. Puértolas fue alumna de C. Bergonzi en la Accademia Chigiana y cultiva un repertorio que va de la ópera al oratorio.

Ha participado en una Luísa Fernanda en la Scala con Placido Domingo, con quien repetirá en el Teatro Real. La jornada reserva páginas de zarzuela en la segunda parte con ejemplos como las carceleras de Las hijas del Zebedeo de Chapí Al pensar en el dueño de mis amores.

Del maestro P. Sorozábal, un par de delicadezas: de La del manojo de rosas, la romanza de Ascensión No corté más que una rosa, convencional aunque ingeniosa y que se resuelve de forma consustancial con la del barítono que sigue a continuación; de La tabernera del puerto, delicia de la que daría cuenta F. Trueba en Belle époque que responde al título de En un país de fábula, plena de sentimiento sin concesiones a lo vulgar. Al alimón M. Nieto y G. Giménez nos dejaron su Barbero de Sevilla, a la que tanto gusta a los zarzueleros, es decir Me llaman la primorosa, la polaca de Elena que en su estreno cantaría A. Arrieta. De Amadeo Vives y de Doña Francisquita la romanza que se anuncia como la canción del ruiseñor Érase una rosa en el jardín que ya en su enunciado habla de sus virtudes.

Nos queda la vena casticista en sus mejores oficios y que defiende J. Guridi en Mirentxu, la romanza Los primeros rayos del sol. Antes de los zarzuelismos las Canciones amatorias de E. Granados, nacidas bajo la inspiración de la poética de los Lope de Vega, Góngora y otros valuartes de la lírica, el Granados que confirmará lo mejor de su estilo en las Tonadillas escritas en estilo antiguo.

García Leoz apunta una composición para las fechas que se viven en su Retablo de Navidad, autor quizás un tanto ensombrecido y un destacado alumno de J. Turina. En bastantes conciertos solemos encontrarnos con esa canción Tus ojillos negros de M. de Falla, quien tomará para su elaboración un texto de C. Castro, en la que el gaditano muestra una juvenil desenvoltura.