El Correo Gallego

Comarcas | comarcas@elcorreogallego.es

EL PRECIO DE SALVAR VIDAS

Rianxo tendrá socorristas gratis y Ribeira pagará el servicio al 100%

Los concellos de Barbanza, Costa da Morte y Noia-Nuros desembolsarán 408.692 € para contratar a los 178 efectivos que vigilarán sus playas// Los alcaldes exigen más financiación de la Xunta, cuyas ayudas están "muy por debajo de las necesidades"

SUSO SOUTO-J. M. RAMOS-MANOLO GIL • RIBEIRA-CEE-NOIA   | 29.06.2008 
A- A+

Gallego
A la izquierda, cinco de los socorristas contratados por el Concello de A Pobra para vigilar las playas
FOTO: Gallego

Salvar vidas en las playas y garantizar la seguridad de los bañistas tiene cada verano un alto coste para los concellos. Un coste que, dependiendo del grado de implicación de la Xunta, puede ser más o menos asumible.

En total, 178 socorristas custodiarán este verano las playas de Barbanza, Costa da Morte y Noia-Muros. Para su contratación, los concellos deberán desembolsar un total de 408.692 €.

Mientras el Concello de Rianxo recibió una ayuda de la Consellería de Traballo de 29.348 euros que le financia el 100% del servicio (los 8 socorristas que había pedido), el de Ribeira deberá afrontar al 100% con fondos municipales los 120.000 € que le cuesta la contratación de 40 efectivos para sus 8 playas. Traballo señaló que el Concello de Ribeira no pidió ayudas para tal fin.

Rianxo no tiene este año banderas azules porque sus arenales están en proceso de regeneración. Sí las tiene Ribeira (6), todas ellas con afluencia masiva y algunas con zonas muy peligrosas, como la de O Vilar.

A Pobra pidió 20 efectivos, entre socorristas y personal de limpieza, pero solo tendrá diez socorristas, cuya contratación costó 28.703 € y será cofinanciada por Xunta y Concello al 50%. Vigilarán las playas de bandera azul (Cabío, A Illa y A Barca) y vigilarán el resto en una zódiac.

Boiro tendrá 16 efectivos, cinco de ellos contratados con una subvención de Traballo de 22.540 € (el 31%) y el resto (49.589 €) con fondos municipales.

En Costa da Morte habrá 80 socorristas de Carnota a Laracha. Para financiar dichos servicios la mayoría de los concellos recurrió a los fondos del Plan de Cooperación de la Consellería de Traballo, que concedió 101.396 € en concepto de subvenciones, distribuidos entre Camariñas, Cee, Corcubión, Dumbría, A Laracha, Laxe, Malpica y Ponteceso. Con ellos solo se financian 25 plazas, por lo que los concellos deben aportar 200.000 € para completar las nóminas del servicio.

Cabe aclarar, no obstante, que Carballo, que tendrá 32 socorristas, Cabana (5), Fisterra (4) y Carnota (5) no solicitaron ayudas para socorristas, ya que han decidido destinar los fondos del Plan de Cooperación a otros servicios. En el caso de Fisterra, la vigilancia de la playa la realizarán cuatro socorristas que vienen prestando sus servicios el resto del año en Protección Civil. Los primeros arenales en disponer de dicho servicio fueron los de Caión (Laracha), con 5 socorristas; Razo y Baldaio, en Carballo, donde ya trabajan 21 vigilantes, cifra que se incrementará a 32 en julio y agosto; y O Ézaro (Dumbría), que cuenta con 2 socorristas que, a partir del próximo mes, estarán apoyados por 4 auxiliares.

En Muxía, Protección Civil

Muxía será el único municipio sin socorristas, por lo que el auxilio de los bañistas correrá a cargo de Protección Civil.

En los demás municipios, el servicio de vigilancia entrará en funcionamiento la próxima semana. Carnota contrató a 5 socorristas con fondos municipales.Vigilarán la playa de la capital local, Mar de Lira y Boca do Río. Cee y Corcubión contarán con 2 vigilantes cada uno, en Estorde y Quenxe, y Camariñas con 3, que atenderán los arenales de Arou, Reira y Lingunde. Estos tres concellos tuvieron ayudas del Plan de Cooperación de Traaballo.

Fisterra tendrá 4 socorristas de Protección Civil.

En la comarca de Bergantiños, Ponteceso será, después de Carballo el municipio con más socorristas (15), que se distribuirán en cinco playas. Malpica, que aún tiene abierta la contratación, y Laxe tendrán 6, en Area Maior y laxense, respectivamente. Cabana y Caión (A Laracha) contarán con cinco.

Veinticuatro socorristas vigilarán las playas de Muros, Outes, Noia y O Son hasta final de septiembre. La mayor parte del personal lo financia la Xunta.

Muros tendrá tres (dos subvencionados y el otro contratado por el Concello, con un coste de 3.200 €). Prestarán sus servicios en la playa de Louro, que es la zona más peligrosa. No obstante, el gobierno local anunció que para el verano de 2009 está previsto incrementar el número de socorristas. Los vigilantes ya están en activo desde los últimos fines de semana de junio.

LA CONTRATACIÓN

Dieste: “No hay ayudas específicas”

El responsable de la agrupación de Protección Civil de Ribeira, Manuel Dieste, dijo que "el socorrismo en las playas es un servicio muy difícil de prestar. Por un lado, por la escasez de profesionales, como demuestra el hecho de que a la primera convocatoria solo se presentasen 28 y hubiese que repetirla. De hecho, la temporada empezará sin 12 socorristas, que se irán incorporando a medida que se contraten. Y, por otro, porque no hay subvenciones específicas para este servicio. Las que puedan concederse, por ejemplo, desde Traballo, están muy por debajo de nuestras necesidades y no podemos depender de ellas" .

 

LAS CLAVES

O Son tendrá 12 y se necesitarían 30 ó 40

Porto do Son, el municipio con más kilómetros de costa de la ría de Noia-Muros (con un total de 37), tendrá solo doce socorristas (el gobierno local dice que se necesitarían entre 30 y 40 para prestar un buen servicio). Diez los financia la Xunta y dos el Concello, que aportó 7.200 €. Vigilarán Coira, Aguieira, Furnas, Boca do Río-Caamaño, Xeiras-Queiruga y Arealonga-Baroña.

Todos los alcaldes piden más efectivos

Todos los alcaldes de Noia-Muros, Barbanza y Costa da Morte coinciden en que el número de efectivos debería ser mayor para prestar también servicio en muchas playas que quedarán sin vigilancia, aunque las más importantes estarán bien atendidas. La limitación de socorristas viene dada en todos los casos por la falta de presupuesto.

Boa se controlará a distancia: en zódiac

En Noia, cuatro socorristas vigilarán la playa de Testal desde tierra, mientras que las de Boa Grande y Boa Pequeña se vigilarán con desplazamientos puntuales en zódiac. Fueron contratados con ayudas de la Xunta. La edil de Seguridade Cidadá, Rosana Mariño González, confía en que el próximo año se incremente el número de vigilantes.

Outes no esperó por la subvención

En Muros-Noia, solo Outes se adelantó a la concesión de ayudas de la Xunta y ya contrató en junio a los cinco socorristas que vigilarán la playa de Broña, con independencia de que se reciba subvención. El alcalde, Carlos López Crespo, desconoce aún el coste de las contrataciones, a la espera de saber cuánto pone la Xunta .