El Correo Gallego

Gente y comunicación | sociedad@elcorreogallego.es

horticultura ornamental

Salinero: "La globalización está acabando con el jardín gallego"

La especialista de la Estación Fitopatolóxica do Areeiro subraya que boj, césped, robleda y tierra son elementos perfectos para Galicia // Critica la utilización de las mismas plantas en toda España

XAIME LEIRO • PONTEVEDRA   | 15.10.2008 
A- A+

Ana
Carmen Salinero, ayer en la Diputación de Pontevedra, con los últimos preparativos del simposio
FOTO: Ana

Carmen Salinero es una autoridad en materia de plantas ornamentales. Doctora en Biología y responsable del área de fruticultura y ornamentales de la Estación Fitopatolóxica do Areeiro es además presidenta de la Asociación Española de la Camelia y presidenta del comité organizador del primer simposio iberoamericano y de las cuartas jornadas de horticultura ornamental que se desarrollarán desde hoy hasta el próximo sábado en el palacio de la Diputación de Pontevedra y que abordarán la jardinería atlántica de uno y otro lado del océano.

Salinero es contundente. "El típico jardín gallego formado por setos de boj, con robleda y sitios para el paseo se dejó de llevar". Aunque no le gusta utilizar la expresión, acaba por explicar que la culpable de la situación es la "globalización" que también entra de lleno en este ámbito. "¿Por qué todos los jardines tienen que tener las mismas plantas en toda España?", se pregunta esta especialista, que apostilla que el "jardín de boj, césped y tierra es perfecto" para Galicia.

Respeto y uso

La investigadora apuesta por el "respeto" por el jardín público, pero también "por su uso por parte de la sociedad". "No es el salón que tenemos en la casa para los invitados, es el salón para su uso en el día a día", remarca, frente a quienes adoptan posiciones extremadamente ecologistas en las que coger una hoja es considerado casi un delito. Para Carmen Salinero hay dos ejemplos de típico jardín gallego bien conservado y bien restaurado: Castrelos en Vigo y la Alameda de Santiago.

En el caso de parque de la Ciudad Olívica destaca su parte romántica, su apartado propiamente de jardín alrededor del pazo y sus áreas destinadas para correr y el paseo. De la alameda compostelana subraya la conjunción entre robleda, jardín y paseo y la "unión perfecta" entre la propia alameda y el campus universitario.

Ahora se cuida el exterior de la casa

La especialista de la Estación Fitopatolóxica do Areeiro considera que las ciudades gallegas "han mejorado mucho en ornamentación". "Ahora -remarca- también se cuida el exterior de las casas. Antes se limpiaba solo de la puerta para adentro".

El fuerte contraste que se apreciaba hace años entre España y los países europeos, ahora, en opinión de Salinero, ya no existe. "Antes salías a Francia y disfrutabas con el cuidado exterior de sus aceras. En esas cosas, en Galicia se ha mejorado mucho", dice, aunque reconoce que en materia de jardinería pública "falta sensibilidad de la sociedad en general" y concluye que "resta aún mucho camino por recorrer" .