Galicia Hoxe Radio Obradoiro CorreoTV Tierras de Santiago Anova multiconsulting
El Correo Gallego
Google
Portada
atrás Comparte en Yahoo la noticia Gallegos: Díez, Aznar y Montilla, la terna del topicazo Comparte en Del.icio.us la noticia Gallegos: Díez, Aznar y Montilla, la terna del topicazo Comparte en Menéame la noticia Gallegos: Díez, Aznar y Montilla, la terna del topicazo imprimir recomendar Aumentar texto Reducir texto

Gallegos: Díez, Aznar y Montilla, la terna del topicazo

03.04.2011 El expresidente del gobierno central reaviva la polémica por el uso del gentilicio como un arma letal en tiempo de políticos a la greña

X.NAVAZA FOTOS: BRUQUE, NARANJO Y DALMAU

Aznar empezó a tener “problemas” con Rajoy  –sentado, junto a Fraga– en cuanto “el gallego” comenzó a actuar con plena autonomía
Aznar empezó a tener “problemas” con Rajoy –sentado, junto a Fraga– en cuanto “el gallego” comenzó a actuar con plena autonomía
El expresidente del Gobierno central José María Aznar no es Luis de Góngora redivivo sobre la Meseta de Castilla. Tampoco el expresidente de la Generalitat de Catalunya, José Montilla, tenía la potencia literaria de Lope de Vega cuando ensayaba su incierto papel sobre la escena política del laberinto. Y por muchas razones, tampoco Rosa Díez, líder de UPyD, es la de Tirso de Molina.

Los primeros, voces poéticas del Siglo de Oro, hablaron de Galicia con desigual fortuna y en ocasiones bien –aunque las más fuese con aliento envenenado–, como es el caso del primero. Góngora, sin embargo, el eterno arribista y avergonzado aspirante a ejercer de gallego en el parnaso literario de España, era capaz de pergeñar el poema más xenófobo y brutal y al día siguiente humillarse al desnudo en encendidos elogios hacia las víctimas de sus insultos.

Así sucedió cuando, tras definir a Galicia como un muladar preñado de fétidas suciedades, no dudó en ensalzar a las tierras y a las gentes del Finisterre europeo en aquel glorioso soneto que le dedicó al conde de Lemos, tras visitarle en su castillo de Monforte.

Montilla, natural de un pueblecito cordobés, calificó de “gallegos” a los diputados de CiU en la Cámara Baja
Montilla, natural de un pueblecito cordobés, calificó de “gallegos” a los diputados de CiU en la Cámara Baja
Pero si en Tirso, Góngora y Lope la loa o el agravio estaban inspirados en la creatividad, en éstos –Aznar, Montilla y Díaz– el recurso al topicazo sólo demuestra la ausencia de ideas originales y un discurso poblado de vacíos dialécticos. Aún así, los tres han conseguido lo que querían: entrar a saco en al proceloso mundo de las tertulias políticas del país.

El autor de esta proeza no ha sido otro que Aznar, resucitando un debate promovido meses atrás por Díez y Montilla. Los tres se han dado de bruces con el famoso gallego en la escalera: "Lo que pasa es que tiene su personalidad, su estilo, su origen y oficio gallegos", dijo Aznar para describir el inescrutable misterio del líder de la oposición, Mariano Rajoy.

Y entonces se reabrió la cacería. Fue la liebre que esperaban socialistas y nacionalistas para echarse sobre la yugular de los populares. El más madrugador fue Antón Louro, a punto de ser relevado por Miguel Cortizo al frente de la delegación del Gobierno: "Las palabras de Aznar", dijo Louro en un tono muy comedido e inteligente, "ponen de relieve un importante déficit cultural". Más allá, el nacionalista Guillerme Vázquez: "Expresan una posición claramente xenófoba e intolerante" Y añadió: "No es de extrañar que el único gallego al que Aznar profesa admiración, sea Francisco Franco".

El aludido envidia al alemán, el catalán hace caja y al español le gusta el vino

"Lo que me preocupa es que Alemania tenga un paro del 7,1% y España supere el 20%", respondió Rajoy cuando se le preguntó por lo dicho por Aznar. Es curioso que el único gallego aludido no se dé por afectado, y el asunto llega a extremos surrealistas cuando, aún por encima, el líder del PSdeG, Pachi Vázquez, le conmina a pedir disculpas a todos los gallegos. ¿De qué se debe disculpar Rajoy? ¿No será que aquí hay demasiada gente pendiente de no desaprovechar la ocasión de sentirse moralmente agredido? Andreu Buenafuente, catalán donde los haya, no duda de reírse del tópico que le tocó a su gentilicio. En la última gala de los Goya le espetó sin rubor alguno al dimisionario presidente de la Academia, Álex de la Iglesia: "Si tú te vas, a mí quién me va a pagar esto, porque ante todo, que quede claro, yo soy catalán". Además, en Galicia sabemos por experiencia que los desprecios hay que tomárselos según de quién vengan y es conocido que Aznar es propenso al exabrupto. Famosas son sus palabras sobre la campaña de Tráfico contra el alcohol. "No me gusta que me digan le prohíbo a usted beber vino", protestó. ¿Estaría promocionando el adjetivo español como sinónimo de bebedor? R. Iglesias

 


Internet: una web salió a escena con una propuesta original: “insúltenos, pero en galego, por favor”

En vísperas de la cita con las urnas del 22 de mayo, la polémica viene a cubrir muchas lagunas en el deteriorado discurso político de una élite mediocre e inculta, que recibe con alborozo un gancho que lleva directamente a la greña.

La más lograda y si bilina de las aportaciones al tema fue la de Rosa Díez, cuando la portavoz de UPyD decidió abroncar al presidente José Luis Rodríguez Zapatero con el peor de los insultos que en aquel momento llegó a su cabeza: "Es gallego...’’ en el sentido más peyorativo del término.

Poco después, le aplicó el mismo apelativo a Mariano Rajoy, como ahora ha hecho José María Aznar al intentar una descripción de su sucesor al frente del primer partido de la oposición.

 

EL ASUNTO se instaló en LA RED de redes. La salida de Díez provocó una airada respuesta del portavoz del BNG, Guillerme Vázquez, quien exigió "a la señora Rosa Díez que retire de inmediato sus palabras" y que diese "una explicación a la sociedad gallega".

En Internet, a través de Facebook, nació un grupo denominado Seguimos buscando en vano un gallego con un CI inferior al de Rosa Díez. En Compostela, gente con menos sentido del humor, realizó pintadas que iban cargadas de intención: Morte a Rosa Díez, rezaba una de ellas, en una pared del casco viejo de la capital de Galicia. Y una página web, denominada insulta-nós.ya.st, pedía encarecidamente a los internautas: "Entrade no foro e insultádenos, pero en galego, por favor".

"Se trata de una intolerable manifestación de racismo antigallego y de rancio chovinismo que se compadece mal con los modos que debe exhibir la dirigente de una formación política democrática", añadía Guillerme Vázquez en una de sus incursiones en la red de redes.

La Cámara autonómica de Galicia reprobó públicamente la actitud de la señora Díez, aunque no la citase expresamente en su amonestación.

Tampoco tuvo suerte José Montilla, en el Parlament de Catalunya, cuando criticó a los diputados de Convergència y Unió en estos términos: "Yo no sé qué defienden ustedes, porque cuando ustedes están en Madrid no se saben si suben o si bajan, ustedes hacen de gallegos en Madrid... se mojan poco, a la hora de defender los intereses de Catalunya".

Un rumor de voces se alzó entonces en el hemiciclo catalán, un país donde centenares de miles de ciudadanos, hombres y mujeres de origen gallego, aportan su trabajo y su participación en el desarrollo democrático del Principat.

Montilla, natural de Iznájar (Córdoba), llevaba años quejándose de los ataques que a su juicio sufre la comunidad catalana y en numerosas ocasiones ha hablado de "catalanofobia", como una constante que le llevó a envolverse en la bandera de la dignidad del pueblo catalán.

Sucedió a finales de setiembre de 2010 y todos le compararon con Rosa Díez, cuya actitud ante los nacionalismos democráticos de Euskadi, Galicia y Catalunya ha sido piedra de toque del argumentario político y electoral de UPyD.

 

Barcelona, UN PRESIDENTE EN CAÍDA LIBRE. Montilla demostró, aquel día, que carecía de ideas y que su proyecto estaba literalmente agotado. Todas las encuestas de intención de voto iban, sin excepción, en la misma dirección: el PSC-PSOE estaba en caída libre y al líder de CiU, Artur Mas, los augures le garantizaban una victoria sin paliativos ante las urnas.

Lo más paradójico es que Montilla había asistido, poco antes, al cúmulo de críticas que en los medios de comunicación de Barcelona había suscitado al desafortunada frase de Rosa Díez. Su intervención de aquel día en el Parlament, demostró que había sido incapaz de extraer una sola lección.

Y como él, José María Aznar, que ha vuelto a tropezar en la misma piedra que sus antecesores. La diferencia es que mientras Montilla y Díez lo utilizaron para descalificar a sus rivales –Artur Mas y José Luis Rodríguez Zapatero, respectivamente–, Aznar ha recurrido al mismo topicazo para intentar una desafortunada descripción del carácter de Mariano Rajoy, más que probable próximo inquilino de La Moncloa.

 

La conversión del insulto en un elogio. El presidente del Gobierno gallego, Alberto Núñez Feijóo, como buen gallego, ha tirado de la ironía e interpreta lo sucedido desde una perspectiva muy diferente. Las palabras de Aznar, a su juicio, no deben interpretarse en un sentido negativo, sino todo lo contrario: "Han sido palabras totalmente positivas", sostiene Feijóo. Estamos, dice, "ante un elogio al carácter pausado, tranquilo e inteligente del señor Rajoy".

La interpretación del presidente de la Xunta entra en los análisis que consideran a Mariano Rajoy como un "magnífico candidato a la presidencia del Gobierno español".

Los mismos que opinan que Rajoy, por su carácter, pierde fuelle y capacidad de réplica en un ambiente político caracterizado por los ataques a la yugular de los adversarios: "Desde La Moncloa, Mariano proyectará serenidad e iniciativa sobre un país atormentado por el envilecimiento del debate político, a menudo instalado en el umbral de los juzgados de guardia", se dice en Génova.

 
atrás Comparte en Yahoo la noticia Gallegos: Díez, Aznar y Montilla, la terna del topicazo Comparte en Del.icio.us la noticia Gallegos: Díez, Aznar y Montilla, la terna del topicazo Comparte en Menéame la noticia Gallegos: Díez, Aznar y Montilla, la terna del topicazo imprimir recomendar Aumentar texto Reducir texto
Ante cualquier duda, problema o comentario en las páginas de El Correo Gallego envíe un e-mail a info@elcorreogallego.es
Titularidad y política de privacidad. Política de Cookies