El Correo Gallego

Noticia 8 de 790 noticia anterior de El gran símbolo de Galicia Especiales » El gran símbolo de Galicia

La Catedral 'envuelta' de Christo

Como consecuencia de las obras tanto en el exterior como en el interior, algunos visitantes al templo compostelano comparan su actual estado con los trabajos tan especiales realizados por el artista búlgaro y su pareja, Jeanne-Claude, en diferentes monumentos y edificios de todo el mundo

Vista exterior de una de las fachadas de la Catedral, tomada desde Praterías.
Vista exterior de una de las fachadas de la Catedral, tomada desde Praterías.

G. LÓPEZ  | 08.02.2020 
A- A+

Las obras tanto en el exterior como en el interior de la Catedral acumulan ya muchos meses de trabajos, lo cual ha provocado numerosos cambios en la organización de las visitas al interior, además de, claro está, en el desarrollo las celebraciones religiosas. Sin ir más lejos, el pasado mes de diciembre, la tradicional ceremonia de la Ofrenda de Traslación de los restos del Apóstol que, como cada 30 de diciembre, se celebra en Santiago, tuvo que oficiarse en la Iglesia de San Francisco. Es habitual, además, que las obras incomoden a la mayor parte de los visitantes que acceden al templo, molestos por el hecho de tener que realizar la visita entre andamios, plásticos y material de obra.

Pero no a todos, puesto que en un ejercicio de "nueva perspectiva artística", hay personas que salen impresionadas de ver la Catedral envuelta en plásticos y telas. Un ejemplo de ello es Joaquín Regueiro, quien durante una visita reciente a la Basílica compostelana se sintió fascinado ante la nueva dimensión que adquiere la Catedral como consecuencia de las obras. "Es una especie de viaje al imaginario. Es otra perspectiva, puesto que te tienes que imaginar lo que hay detrás", afirma, antes de añadir que, repasando las fotos que había hecho durante el recorrido por el interior, rápidamente conectó la situación actual de la Catedral de Santiago con las obras artísticas que realizaron en distintos puntos del mundo el dúo formado por Christo y Jeanne-Claude, cuyos trabajos de land art consistían en envolver temporalmente con grandes telas edificios, árboles o puentes, entre otros.

Interior de la Basílica compostelana, envuelta en plásticos por las obras

"Cuando entras puedes criticar la situación, que es lo habitual, o de lo contrario puedes sorprenderte y admirar la Catedral desde otro enfoque, gracias a la posibilidad de imaginar todo lo que hay detrás de los plásticos. Es una especie de nuevo peregrinaje", relata Regueiro.

Y es que desde hace meses están en marcha los trabajos para la restauración del conjunto de paramentos interiores y pilares de la Catedral: nave principal, transepto, girola y tribuna, y de los revocos de las bóvedas, que presentaban humedades procedentes de las filtraciones a través de las cubiertas pétreas. La magnitud de estos trabajos en el interior hacen imposible mantener la normal actividad de culto, por lo que desde hace más un año se trasladó a otras iglesias de la ciudad.

25 años de trabajo para completar uno de sus proyectos más ambiciosos: el Reichtag en Berlín

Berlín La envoltura del Reichtag (Parlamento alemán), ideada en 1971, se llevó a cabo fnalmente en 1995

Santiago. A algunos visitantes el estado actual de la Catedral de Santiago, envuelta en andamios, telas y plásticos, le recuerda a los trabajos de Christo y Jeanne-Claude, una pareja de artistas (búlgaro y marroquí respectivamente) conocidos por sus objetos, monumentos y edificios envueltos. Sus actuaciones consistían principalmente en rodear espacios y envolver objetos, algunos tan especiales como monumentos, edificios o puentes. Muchos de los proyectos de estos artistas nunca consiguieron realizarse, casi siempre por la ausencia de los permisos necesarios. Entre ellos los propuestos para la Puerta de Alcalá en Madrid o la estatua de Cristóbal Colón en Barcelona en 1977, pero también los ideados para el Arco del Triundo (París, 1970); el Muro de Diez Millones de Barriles de Petróleo para el Canal de Suez en 1972; o la envoltura del MOMA de Nueva York en 1968. Sí lograron, en cambio, envolver el popular Pont-Neuf de la capital francesa, la cortina tendida a lo largo del Cañón del Colorado o las islas rodeadas en la Bahía Biscayne de Miami. Entre sus trabajos más ambiciosos destaca la envoltura del R­eichtag en Berlín (idea gestada en 1971 que se llevó a cabo finalmente en 1995). Emplearon 25 años de trabajo, incluyendo el proceso creativo de Christo en su estudio, la votación de la obra de arte en sesión parlamentaria y el espectacular proceso de montaje.