El Correo Gallego

Noticia 10 de 770 noticia anterior de El gran símbolo de Galicia Especiales » El gran símbolo de Galicia

El gemelo inglés del Pórtico de la Gloria

Desde 1873, el museo londinense Victoria and Albert alberga una réplica exacta de la obra cumbre del Maestro Mateo// El auténtico reabrirá para recibir visitas a partir del día 2 de enero

Vista general del Pórtico (arriba a la izquierda) junto con el resto de réplicas de grandes obras que le acompañan en la sala Cast Court //
Vista general del Pórtico (arriba a la izquierda) junto con el resto de réplicas de grandes obras que le acompañan en la sala Cast Court //

JUDIT BECEIRO  | 31.12.2018 
A- A+

El Pórtico de la Gloria se podrá visitar de nuevo a partir del día 2 de enero, previo pago de su correspodiente entrada. Visitar monumentos como este por todo el mundo es algo habitual hoy en día, puesto que viajar al extranjero es una actividad que está al alcance de un alto porcentaje personas gracias a la desaparición de numerosas barreras administrativas, el desarrollo de los medios de transporte, la subida del nivel de vida y el bombardeo constante de ofertas aptas para casi todos los bolsillos. Pero eso ocurre desde hace muy pocas décadas. Antes, moverse de casa y recorrer otros países era un lujo solo al alcance de los bolsillos más privilegiados. ¿Resultado? Que solo las clases altas podían conocerlas in situ. Como solución a esto, en el siglo XIX la realización de copias de grandes obras se convirtió en algo muy común, pues era una forma de poder disfrutar del arte sin necesidad de viajar. Con el cambio de siglo y las mudanzas sociales que supuso, dejó de estar bien considerada esta práctica, y los museos que albergaban estas copias fueron descuidándolas y deshaciéndose de ellas, por lo que la mayoría se fueron perdiendo con el paso del tiempo.

Este no es el caso de la copia del Pórtico de la Gloria que se encuentra en el museo londinense Victoria and Albert, y que se convirtió en la única obra de España que cuenta con una réplica dentro de este espacio. Es por esto que además de los visitantes que recibirá este año en Compostela, se suman todas las personas que acuden a ver la copia al museo inglés. La obra del falso Pórtico se realizó en el año 1866, a instancias del museo, ordenada por Charles Robinson, y creada por Domenico Brucciani & Company, una firma que más tarde actuó como una franquicia del museo y continuó haciendo moldes como el del Pórtico hasta principios de los años veinte. Desde el año 1873, se encuentra expuesto concretamente dentro de una sala denominada Cast Court, dos espacios que se construyeron a medida para poder albergar la gran obra compostelana. Durante los últimos años, la conservación se está realizando con una especial atención, y es Víctor López Borges, conservador oficial del Victoria and Albert Museum, el que se está al mando de la réplica además de realizar otras muchas actividades, como coordinar y supervisar trabajos relacionados con préstamos de obras realizados por otras instituciones.

Es en este museo en el que el Pórtico comparte sala con grandes obras que provienen principalmente de ciudades italianas como Roma o Florencia. La copia de la obra del Mestre Mateo, enmarca no los portones de la Catedral de Santiago, sino la réplica de la Porta i San Ranieri de la Pisa a su izquierda, y las de San Bernardo con historias de Adán y Eva y la vida de Cristo a su derecha. Todo esto bajo la réplica de la gran columna de Trajano, que fue dividida en dos en el momento de su reproducción, lo que supuso una ventaja, pues permite estudiar de cerca los relieves. Junto con estas grandes obras se encuentran también el Cristo Crucificado de Gianbologna para la Basílica de la Anunciación de Florencia, y el monumento fúnebre con Las tres Gracias, encargado por Catalina de Medicis a Germain Pilon.

La lista de réplicas continúa con muchas más obras, entre las que destacan como la más conocidas, en escultura, El David de Miguel Ángel en Atenas.