Santiago

Más de doscientos coches ‘estrenaron’ el radar de Conxo

Siguen las altas velocidades a pesar del límite a 50 por hora // Controles también en la SC-20

  • 08 jul 2020 / 12:08
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego

El concejal de Mobilidade, Gonzalo Muíños, no ocultaba ayer su sorpresa al ver los restultados del primer día de funcionamiento del radar en el paso inferior de Conxo. A pesar de que su instalación fue precedida de reiterados anuncios desde comienzos de este año, y de que su presencia, a dos metros de altura y con colores rojo y amarillo no pasa desapercibida, a primera hora de la mañana ya había un buen número de sanciones registradas.

Así, en el día del estreno, este mismo lunes, fueron algo más de doscientos coches los fotografiados a su paso en uno y otro sentido, porque el aparato es capaz de controlar todo el ancho del vial.

La intención del Ayuntamiento, destacó, no es otra que la de conseguir que se reduzca la velocidad en este punto, que sigue siendo claramente excesiva, “que entendan que están nunha vía urbana, non nunha autopista”, y sobre todo que recuerden que se producen incorporaciones de otras vías.

De hecho, en diferentes tramos de la SC-20 se han realizado cambios en la señalización horizontal para mejorar las intersecciones con otras vías, prohibiendo el cambio de carril en algunos puntos, o creando los llamados carriles de trenzado, que sirven para entrar y salir.

En este sentido, recordó que fueron los propios vecinos de Conxo los que reclamaron que se tomaran medidas, porque el acceso a la SC-20 desde el periférico presentaba serios problemas, sobre todo en dirección hacia O Milladoiro, porque el carril es demasiado corto y la velocidad suele ser excesiva.

A más de 110. Como muestra señala que ya el año pasado, durante el mandato de Compostela Aberta se hicieron mediciones en la zona, y el resultado era altamente preocupante. En el mes de mayo se había registrado la friolera de 50.000 vehículos a más de cien por hora, 15.000 de ellos superando los 110.

Teniendo en cuenta que los coches que salen de Conxo en muchas ocasiones tienen que frenar en seco para ceder el paso, la combinación entre un coche arrancando en primera y uno a ciento diez es un factor de riesgo demasiado elevado, y de ahí que se buscaran medidas para cambiar la situación y adecuar la velocidad a las características del vial y sus enlaces.

De hecho, también los propios vecinos llevan tiempo reclamando una mejora de la cubierta del paso inferior, que se ha convertido en una barrera para el barrio, y especialmente que se arregle este carril de acceso.

El acuerdo del Ayuntamiento con la empresa responsable de los radares, que es también la que gestiona las multas, fue cambiar uno de los radares móviles que existen en la ciudad por dos fijos, para tratar de limitar los excesos en el periférico. donde parece que la presencia de dos carriles invita a aumentar la velocidad a pesar de las limitaciones.

Ya a principios de década se instaló con este motivo otro radar fijo en las proximidades, más exactamente dos, uno en cada sentido en el túnel del Hórreo, donde se detectó también una elevada velocidad que ponía en peligro la seguridad vial.

En poco tiempo se consiguió que la velocidad media en este punto, que era de casi setenta kilómetros por hora, bajase a poco más de cincuenta, y aunque el cinemometro sigue hoy en día sancionando

El alcalde ya anunció este lunes que el Ayuntamiento no descarta la incorporación de más radares en otros puntos si se detectan situaciones similares, porque la intención del gobierno local es conseguir una reducción de la velocidad en todo el casco urbano.

En primer lugar, para reducir también la siniestralidad, y mantener el nivel que habiá permitido que durante el año pasado no se registrara ningún siniestro con víctimas mortales en Santiago. Pero también para compatibilizar el uso del coche con otros medios de locomoción, como la bicicleta, o incluso los patinetes eléctricos, que ya avanzó que la normativa obligará a dejar las aceras y circular por la calzada.

móviles. Con todo, cabe recordar que además de los radares fijos, también existe la posibilidad de las instalaciones móviles que pueden colocarse de forma casi invisible en cualquiera de las vías.

De hecho, durante la tarde de ayer uno de estos aparatos estuvo instalado en la SC-20 en dirección a los polígonos industriales, otro punto en el que si bien la limitación está más alta, a ochenta por hora, suele ser bastante habitual que se supere a pesar del intenso tráfico que suele registrar en horas punta.

Sesenta y tres propuestas para modificar el reparto de mercancías

Santiago. El proyecto Smartiago, para hacer de la capital de Galicia una ciudad inteligente tiene cuatro ejes prioritarios, uno de los cuales, dotar al casco histórico de fibra óptica, ya está en marcha. Los otros tres son mejorar el sistema de reparto de mercancías en la zona monumental, sustituyendo los vehículos pesados por otros eléctricos de menores dimensiones y peso; gestionar mejor la recogida de residuos, y poner en marcha una iluminación pública más eficiente.

Para alcanzar estos objetivos Raxoi abrió una consulta entre las empresas especializadas de los diferentes sectores, que se ha traducido en la presentación de sesenta y tres propuestas técnicas enviadas por cincuenta y siete empresas privadas, según explicó ayer el concejal de Presidencia, Sindo Guinarte. en el webinar A tecnoloxía e a innovación como resposta aos retos dunha cidade patrimonio, al que contó con más de un centenar de participantes.

Ahora, el siguiente paso, que espera dar en breve, es sacar a concurso estos proyectos. El programa, que cuenta con financiación de los Fondos Europeos, supondrá una inversión de casi cuatro millones de euros para los diferentes programas, que se prevé licitar este año.

En gestión de residuos, lo que se pretende es la instalación de contenedores inteligentes que, entre otras cosas, permitan conocer qué es lo que contiene cada bolsa sin necesidad de tocarla.

El proyecto más novedoso es el que se refiere a la nueva iluminación, ya que no solo se pretende mejorar la eficiencia energética, sino también contribuir a la protección del patrimonio histórico, en concreto, a la conservación de las fachadas de los edificios.

Según explicó Gozalo Pellejero, de la Oficina Técnica de Apoio (OTA) del Smartiago, se plantea la instalación de un nuevo sistema de iluminación pública que tenga la capacidad de inhibir el crecimiento de microorganismos en las fachadas.

A partir de ahora, tan pronto se publiquen las licitaciones, las personas interesadas podrán formular preguntas al respecto a través del Perfil do Contratante do Concello de Santiago de Compostela, concretamente en Plataforma de Contratación do Sector Público.

TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.