Supuestos vínculos con el PKK

Turquía detiene al menos 145 personas tras el atentado contra el Ministerio del Interior

Los arrestos se produjeron tras una macrooperación policial en todo el país en la que participaron más de 13.000 agentes de policía.

Militares en la zona del atentado, en Ankara, el pasado domingo.

Militares en la zona del atentado, en Ankara, el pasado domingo. / EFE

Adrià Rocha Cutiller

Al menos 145 personas han sido detenidas en Turquía en las últimas 48 horas después del atentado este domingo contra del Ministerio del Interior turco, donde dos asaltantes, que llevaban chalecos explosivos, atacaron la puerta del edificio. 

El atentado, reivindicado por la guerrilla kurdoturca del PKK —en guerra contra Turquía desde la década de los ochenta— se ha saldado con la muerte de los dos supuestos terroristas. Dos policías resultaron heridos leves

Según ha anunciado el ministro del Interior turco, Ali Yerlikaya, las detenciones se produjeron tras una macrooperación policial en todo el país, en la que participaron más de 13.000 agentes de policía

"Vamos en contra de las organizaciones criminales que rompen la paz de nuestros ciudadanos, y contra todos aquellos que les proveen de armamento. Estamos determinados a llevarles ante la justicia", ha dicho este martes Yerlikaya, que ha asegurado que cerca de 1.000 armas de fuego han sido decomisadas.

Supuestos vínculos

Durante la operación policial, no obstante, han sido también detenidos al menos 20 miembros del Partido Democrático de los Pueblos (HDP en sus siglas en turco), formación prokurda que es la tercera en representación en el Parlamento. 

Desde hace años, los líderes y representantes de este partido son perseguidos y encarcelados —la formación se enfrenta a un proceso judicial que podría llevar a su cierre— a pesar de las múltiples resoluciones del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) condenatorias contra la Turquía de Recep Tayyip Erdogan

"Presionadnos y atacadnos todo lo que queráis. Haced todas las operaciones policiales que queráis. Seguiremos en pie, defendiendo los derechos y las libertades de todos los ciudadanos de este país", ha dicho este martes, tras las detenciones, la copresidenta del HDP en la provincia de EstambulIlknur Birol. El otro copresidente provincial, Murat Kalmaz, ha sido uno de los detenidos. 

Además de las detenciones, como respuesta al atentado de este domingo, Turquía realizó durante la madrugada del lunes una campaña de bombardeos en el norte de Irak contra el PKK, cuya base de operaciones se encuentra en esa región, concretamente en los montes de Qandil

Erdogan, en una declaración el domingo por la tarde, amenazó con empezar "una noche cualquiera" —una frase que el presidente turco usa a menudo— una nueva operación militar contra el grupo en el norte de Irak y el noreste de Siria, donde la guerrilla tiene presencia a través de las milicias kurdosirias de las YPG.