El PP recupera el cetro gallego que perdió en 2019 y el PSdeG resiste el acoso del Bloque

Los populares ganan en 303 de 313 concellos. Vox apenas crece y Sumar es anecdótico

El presidente de la Xunta, Alfonso Rueda valora los resltados de las europeas

El presidente de la Xunta, Alfonso Rueda valora los resltados de las europeas / EFE

M.G.P.

El PPdeG recuperó este domingo el cetro de Galicia en unas elecciones europeas que había perdido en 2019, cuando el PSdeG, entonces con Gonzalo Caballero al frente y con el efecto Sánchez en plena ebullición, había derrotado a la todopoderosa maquinaria popular por segunda vez en la historia. La primera había sido dos meses antes en generales. Un espejismo, ya que los populares gallegos volvieron a su estado natural: barrieron en las urnas con 486.236 votos, lo que supone más del 43% del apoyo. Una cifra que está 6.000 votos por encima de la suma de PSdeG y BNG y que certifica la buena racha electoral de Alfonso Rueda, que no conoce la derrota en las urnas desde que se hizo cargo del partido.

Pero en realidad, lo jugoso del 9-J en Galicia estaba enfrente, en la izquierda, donde el PSdeG y BNG se disputaban otra vez liderar la oposición, dentro de su particular pulso político. A diferencia de febrero, cuando ganó el Bloque y casi borró del mapa a los socialistas, este domingo se confirmó que la excesiva polarización PP-PSOE y la estatalización de la campaña con el plebiscito Sánchez-Feijóo penalizó al BNG. Ana Miranda garantizó su escaño en Europa, pero los 179.847 votos nacionalistas (16%) quedan lejos de los 301.124 que consiguieron los socialistas (27%).

En todo caso, el socialismo gallego se dejó por el camino, desde 2019, más de 200.000 votos en unas europeas, lo que confirma que al proceso de reconstrucción iniciado por José Ramón Gómez Besteiro le falta todavía mucho recorrido. Las urnas confirmaron que el PSdeG tiene una buena base en Galicia, más sólida de lo que demostró el 18-F, pero también evidencia un problema serio: la incapacidad del partido de conectar con esa base cuando la clave es autonómica.

Más allá de los tres grandes partidos con representación en el Parlamento, las europeas también confirman que Galicia sigue siendo territorio hostil para Vox, ya que sube, pero menos de dos puntos, al pasar de 37.335 a 48.204 votos (4,32%). Y que Sumar es anecdótico con apenas 23.151 apoyos, poco más del 2%. Casi los mismos que Se Acabó la Fiesta, que debutó con 22.648 votos.

Con restos resultados, Francisco Millán Mon (PP), Nicolás González Casares (PSOE) y Ana Miranda (BNG) serán los representantes gallegos en Europa.

Reacciones

Alfonso Rueda, presidente de la Xunta y líder del PPdeG, celebró el triunfo contundente del PPdeG, que completa una serie iniciada "nas municipais, nas xerais e de forma máis contundente nas autonómicas". El PPdeG se impuso ayer "en 303 dos 313 concellos”, tras ganar ya en municipales, generales y autonómicas. "Gañamos con case 500.000 votos, case 200.000 máis que o PSOE. E o PP obtén máis votos que sumando os de PSOE e BNG xuntos. Nestas eleccións, que se preguntaban moitas cousas, os galegos deron a súa opinión con toda claridade. Somos galegos, españois e europeos e todo iso se xunta no apoio ao PPdeG", reafirmó Rueda, que reivindicó que ayer "tamén gañou Feijóo".

José Ramón Gómez Besteiro, por su parte, considera “bo” el resultado para el PSdeG pese a dejarse más de 200.000 votos en 5 años. "Tendo en conta todo o que choveu nos últimos meses, nos que algúns fixeron unha política do barro e do lodo, estas eleccións marcan un punto de inflexión sobre a forma facer política e sobre todo sobre ese futuro que abrazamos todos os convencidos demócratas que traballos por e para Europa", dixo. El lucense celebró que el PSdeG se confirme en clave europea como "segunda forza" en Galicia y, por lo tanto, "referencia da esquerda".

Ana Pontón, por su parte, dio las “grazas” a la militancia por el impulso a Ana Miranda. Desde la compostelana Nave de Vidán, la líder del BNG explicó que el BNG "marcouse un obxectivo e era ter un escano propio nestas eleccións europeas: obxectivo cumprido", dijo, antes de grantizar que Miranda será una voz para defender a Galicia en Europa. También celebró la subida del 4% respecto a 2019, pero sobre todo duplicar los votos obtenidos en 2014, cuando las europeas no coincidieron con ninguna otra convocatoria.