'First Dates' suele dejarnos momentos de lo más peculiares y extraños, al menos en ciertas ocasiones. Aunque el objetivo del programa es que los participantes encuentren el amor, no siempre se cumple.

El programa está presentado por Carlos Sobera. Se estrenó en 2016, y tanto ha sido su éxito que ha sido proclamado como un programa de referencia de Cuatro. Los espectadores pueden disfrutarlo de lunes a viernes a las 21:05 horas.

'First Dates' junta a parejas en una cita a ciegas. Estos participantes mantendrán una conversación durante una cena en la que se conocerán y verán si realmente son compatibles o no. Al final del encuentro, decidirán si han tenido gustos afines y quieren seguir conociéndose, o si, por lo contrario, prefieren no saber nada el uno del otro.

El programa ha juntado a Cristian González, 20 años, un joven que está acostumbrado a las cámaras de televisión. Estuvo en ‘Viva la vida’ defendiendo la reputación de Julia Janeiro, la hija de Jesulín de Ubrique y María José Campanario a la que conoció en sus años en el colegio; se reconcilió en ‘Sálvame’ con su progenitor; participó en el dating show de Mtmad '24 horas para enamorarte'.

Es futbolista, al igual que su padre, Daniel Güiza, y aspira a convertirse algún día en un jugador profesional de la selección española, al igual que su padre. "Práctico esto desde niño, soy semiprofesional. Me he criado en el deporte. Mi padre es Dani Gïza", ha expresado.

Ante las cámaras, Cristian ha querido agradecer a su padre su trabajo. "Es un ídolo. Para mí es lo más grande. Gracias a él lo tengo todo", ha indicado.

Nada más conocerse, Laura (20 años) ha captado la atención de Cristian. "Es un bombón. Es para dejarla en un expositor. Muy guapa y muy rubia", ha indicado ante las cámaras. Y es que la cita comenzaba muy bien, a pesar de que a ella le ha parecido un "cani".

Te puede interesar:

Entre ellos ha habido química desde el principio y, tras una pausa, Cristian le ha contado su idilio con el mundo del fútbol y quién era su padre, al cual ella no conocía. Pero sí le ha dicho que conoció en su día a Joaquín Sánchez. "De pequeña fui a un cumpleaños y en el colegio había un padre que era futbolista y vino él. Tengo una foto con Joaquín. Yo tenía cinco años", le ha confesado Laura.

Al terminar la cita, ambos jóvenes han decidido darse una segunda oportunidad para conocerse más y, después de cogerse de la mano, se han ido a tomar una copa juntos.