'Pasapalabra' ha vuelto a sacar las pasiones de los espectadores a flor de piel con la emocionante disputa que sostuvieron sus ahora antiguos concursantes: Moisés y Óscar. La expectación por saber quién se llevaría el codiciado Rosco alcanzó su punto álgido cuanto Óscar se llevó una victoria que le propiciaría más de 1,8 millones de euro.

La competencia entre Moisés y Óscar recordó a muchos seguidores del programa la intensa batalla que vivieron Orestes y Rafa Castaño en el pasado. Aquella vez, el plató estaba dividido entre quienes apoyaban a uno u otro concursante, generando una atmósfera de emoción y nerviosismo que ahora volvió a repetirse con Moisés y Óscar.

Un trabajador revela el secreto del Rosco

Uno de los momentos más destacados de la historia de "Pasapalabra" fue cuando un trabajador del programa reveló un secreto sobre el famoso Rosco. Contrario a los rumores que sugerían que el programa podía manipular la dificultad del Rosco para favorecer a ciertos concursantes, el empleado confirmó que todas las pruebas se crean con los mismos parámetros y que no se sabe a qué concursantes van destinadas. Esta revelación desmintió cualquier especulación sobre favoritismos o manipulaciones en el desarrollo del concurso.

Te puede interesar:

Borja Pérez, el jefe de guion de 'Pasapalabra', contó en una entrevista cómo se vive desde dentro el momento más emocionante del programa, en concreto cómo se vivio el anterior y emocionante Rosco que se repartió. Al contrario de lo que muchos pudieran pensar, el profesional explicaba que no hubo favoritismos y que la competición fue completamente justa.

El miembro del equipo desmintió categóricamente que la producción del programa favoreciera a uno u otro concursante, ya que según explicó todas las pruebas se crean con los mismso parámetros y lo más importante: no se sabe a quién van destinadas.