Santiago
+15° C
Actualizado
martes, 24 noviembre 2020
01:04
h

Exposición para licitar la AG-59 de A Ramallosa a O Rollo el próximo año

Presentan el tramo de 7,5 kilómetros con tres viaductos que fue adaptado a un castro

Santiago. Ethel Vázquez, conselleira de Infraestruturas e Mobilidade, asegura que el próximo año dará alas a un nuevo tramo de la autovía AG-59 Santiago-A Estrada, concretamente desde A Ramallosa (en cuyas proximidades acaba actualmente) hasta la localidad pontevedresa de O Rollo. Para ello se acaba de exponer el estudio de impacto ambiental del proyecto reformado, al tiempo que hacían provisión de fondos para expropiar y licitar la obra, de 7,5 km, en 2021.

Así lo aseguraba Vázquez, acompañada de la delegada de la Xunta en la provincia de Pontevedra, Luisa Piñeiro, y del alcalde de A Estrada, informando de los avances en la prolongación de la vía de altas prestaciones. La conselleira detalló que desde este jueves y hasta el próximo 4 de enero todos los interesados pueden realizar las aportaciones que consideren oportunas, que serán analizadas y se tomarán en consideración cuando sea pertinente.

SIN PEAJE. Precisó, asimismo, que la determinación de la Xunta para materializar la prolongación de esta autovía –que, insisten, será libre de peaje– se tradujo en la tramitación conjunta de dos subtrechos distintos. En concreto, se trata del que une A Ramallosa y Pontevea (AC-241) y el que va Pontevea (AC-241) hasta la localidad de O Rollo (enlace PO-841), ya en Pontevedra y a menos de seis kilómetros de la capital de Tabeirós. Y con esa misma voluntad, añadió, se unifican en un único procedimiento la tramitación ambiental, el inicio del proceso expropiatorio y actualización de proyectos.

Ethel Vázquez destacó que la actualización de los proyectos tiene por finalidad adaptarlos a la normativa vigente, incluyendo la afectación de un recinto castrexo emplazado en el entorno del trazado, y que fue señalada por la autoridad competente en Patrimonio Cultural. Igualmente, se busca racionalizar el impacto territorial y la fuerte inversión millonaria que se va a reservar para llevar a buen puerto esta nueva autovía, en este caso interprovincial.

RÍO ULLA. La responsable del departamento de Infraestruturas de la Xunta hizo hincapié en la complejidad técnica de la actuación, que requiere de la ejecución de tres nuevos viaductos, uno de ellos para salvar el río Ulla, siete pasos inferiores y tres superiores. Esto supone una inversión por parte del Gobierno gallego que va a superar los 46,5 millones de euros, que se unen a los 1,2 millones más necesarios para completar las expropiaciones.

Igualmente subrayaba que la Xunta trabaja con el objetivo de disponer el próximo año de los proyectos constructivos aprobados y de una Declaración de Impacto Ambiental que convierta en una realidad la licitación de los trabajos viarios. De tal forma, añadía la misma fuente, mientras se avanza en los trámites que este miércoles arrancaban, se aprobará también el decreto de utilidad pública para la expropiación de los terrenos que faltan.

A este respecto, la titular del departamento de Infraestruturas avanzó que los Orzamentos de la Xunta para el próximo año recogerán la partida necesaria y suficiente para cumplir esos objetivos fijados. El primer tramo de la AG-59 ha servido para vertebrar las distintas parroquias y localidades de Teo a través de sus 4 carriles. M. OUTEIRO

18 nov 2020 / 20:36
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Teo
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.