Santiago
+15° C
Actualizado
sábado, 27 febrero 2021
10:48
h

Paco, el vecino de todos en Aldea Nova

    leí en alguna ocasión que una urbanización como Aldea Nova es un espacio en el que los residentes acuden, poco menos, a dormir o llevar a los niños al parque, que los que allí viven apenas conviven entre ellos y una sarta de mentiras más (supongo ahora que lo habré leído en algún periódico de la competencia) que poco tienen que ver con la realidad. Cierto es que algunos, entre los que me incluyo, apenas socializamos más allá del hola, buenos días o un qué tal. Por eso me extrañó mucho que en la esquela de Francisco Díaz Mayo, junto al hipocorístico Paco se incluyera lo de “vecino” y no reflejaran la verdad: “Paco, el vecino”.

    Paco era el vecino de Aldea Nova; el primero que se presentaba para ofrecerle su ayuda cuando llegaba una familia nueva; el que creó un equipo de fútbol para que pudieran jugar los niños federados; el que montaba las fiestas de san Juan, el que ayudaba a los que (como yo) somos incapaces de podar un arbusto o clavar una punta; quien se encargaba (vocación de sanitario después de la jubilación) de pinchar a quienes lo necesitaban, la persona que te informaba de todo lo que pasaba... y el que nos arrancó a todo el mundo para que en el confinamiento abriéramos las ventanas a cantar (más que aplaudir) a las 20.00 horas. El vecino perfecto de un núcleo rural (aquel que se ocupa y preocupa de todos) trasplantado a una urbanización-dormitorio. Siempre con una sonrisa en los labios, un comentario jocoso y educado... una palabra de ánimo. A todos conocía por su nombre. Aldea Nova, por tanto, perdió algo más que un vecino y bien que lo vamos a sentir a partir de ahora.

    Incluso en esta larga travesía peleando contra el cáncer no decayó ni su ánimo ni su alegría. Ganó un montón de batallas pero perdió la guerra final. Lo hizo pensando siempre en Mari, que lo era todo para él, superorgulloso de sus hijos Sergio, Fran y Pablo y lamentando no haber podido disfrutar más de sus nietos. “Se murió Paco”, me dijeron. “Se murió una buena persona”, respondí. Y ya lo empecé a echar de menos. Descansa en paz, Paco.

    18 dic 2020 / 01:00
    • Ver comentarios
    Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
    TEMAS
    Tema marcado como favorito
    Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.