Santiago
+15° C
Actualizado
jueves, 15 abril 2021
02:11
h
La sala será su próximo propósito después de haber logrado la distinción de Fiesta de Interés Turístico Nacional // El ebanista y presidente de honor de la asociación organizadora, Ramiro García ‘Gerente’, ha donado toda su obra TEXTO María Cano

Las carrilanas de Esteiro tendrán un museo único en el mundo

Las Carrilanas de Esteiro, una de las citas clave del calendario festivo gallego, ha sido declarada recientemente como Fiesta de Interés Turístico Nacional. Se hizo oficial mediante un decreto que firmó el secretario de Estado de Turismo, Fernando Valdés, atendiendo la petición formalizada el pasado mes de diciembre por parte del Concello de Muros. Este diario ha hablado con un miembro de la organización, el secretario de la Asociación Deportiva e Cultural Esteirana, Álvaro Creo.

Habéis realizado un gran trabajo para conseguir este reconocimiento. ¿Cómo os sentís los miembros de la asociación después de lograrlo?

La verdad es que ha sido una grandísima alegría para toda nuestra gente, o nuestra equipa, como nosotros lo llamamos en tono cariñoso. Estamos completamente convencidos de que mucha gente ha sonreído cuando ha visto la noticia y se ha sentido muy feliz al ver que lo habíamos conseguido por fin. Han sido muchas las personas que tras estos 33 años de historia nos han ayudado a llegar al objetivo y por eso queremos aprovechar para darles la enhorabuena y, por supuesto, las gracias más sinceras. Alcanzar un objetivo de esta envergadura siempre es motivo de alegría para una asociación como la nuestra y más en este año tan difícil para toda la sociedad. Esperamos que nos aporte un puntito de ilusión y esperanza para el futuro.

Esta fiesta nació para atraer a la gente y como alternativa a los grandes festejos. ¿Quién fue el fundador?

Quizás el nacimiento del Gran Prix de las Carrilanas sea su seña de identidad más destacada. Nace de una conversación de amigos en un bar. Personas con inquietudes culturales y de ocio que ponían su tiempo a disposición de los vecinos para crear algo diferente y especial para el disfrute de todos aquellos que quisiesen visitar Esteiro. Querían hacer algo diferente que compitiese con los grandes festejos de los pueblos vecinos que tenían mucho más presupuesto. Contactaron con los carpinteros y ebanistas del pueblo para crear los primeros bólidos de forma que cada artesano y cada bar darían vida a las primeras escuderías. Sin duda, entre todos ellos destaca la figura de Ramiro García Núñez Gerente, maestro artesano por excelencia en el mundo de las carrilanas que ha participado en las 32 ediciones disputadas hasta la fecha, ha fabricado diez carrilanas propias y ha colaborado con decenas de bólidos de otras escuderías.

Además, a la celebración se unió la tradición, con las carrilanas. ¿Cómo comenzaron a elaborarse y porqué?

Una carrilana en concepto es algo muy sencillo, un vehículo con ruedas, ejes y chasis de madera sin rodamientos y sin ningún tipo de propulsión. Si repasamos la tradición de los juegos populares iconos de la cultura gallega, encontraremos que se trata de un juguete de la posguerra con el que nuestros mayores simplemente se divertían. Gerente siempre comenta que era la bicicleta de la época, ingenio y tradición representados en un vehículo de madera ante la falta de recursos. Lo complicado viene luego. Tras el éxito del I Gran Prix de Carrilanas, se matiza mucho más la normativa de fabricación de las mismas. Empiezan a crearse carrilanas mucho más complejas, rápidas, seguras y, además, auténticas obras de arte hechas a mano como las que Gerente fue elaborando cada año y que hoy día forman parte del patrimonio de la entidad.

Cuéntanos cómo ha sido la evolución de esta fiesta desde sus inicios.

El primer Gran Prix de 1988 fue todo un éxito. Marcó el inicio de la creación de una señal de identidad para el pueblo de Esteiro, pues hablar de carrilanas es hablar de Esteiro y esto es algo que nos hace sentirnos muy orgullosos. La década de los 90 fue de un crecimiento espectacular llegando a cerca de los cien inscritos por Gran Prix. El evento fue incorporando novedades a su programación como música, gastronomía o actividades culturales muy variadas. En el año 2000 el evento logra el reconocimiento de Fiesta de Interés Turístico Gallego y bate todos sus récords de asistencia hasta el año 2004. A partir de este año y hasta el 2008 la fiesta pierde un poco de fuerza y abandona la competición para ser únicamente una exhibición. En ese mismo año es cuando la directiva actual toma el relevo generacional del Gran Prix apostando por la recuperación del formato tradicional, la incorporación de las nuevas tecnologías y una programación cultural mucho más amplia. Es en el 2016 cuando se produce el punto de inflexión más significativo. De forma consciente dimos un paso atrás para afrontar 2017 de una forma más ambiciosa en los recursos invertidos en la carrera y la programación cultural. Estoy completamente convencido de que esta ha sido una de las claves de llegar al objetivo.

Tres décadas después, no sólo habéis conseguido atraer a gente (30.000 personas), sino que también habéis completado el evento con un festival de música con importantes cabezas de cartel. ¿Cómo surgió la idea?

Es curioso que la primera recomendación vino por parte de un agente de orquestas del pueblo. Nosotros aparte organizábamos también las fiestas de Esteiro y no teníamos dinero para pagar grandes producciones por lo que su ayuda siempre fue fundamental para salir airosos año tras año. Siempre le estaremos agradecidos, en contra de su trabajo nos dijo que debíamos tirar por otro tipo de formato. De esta forma hicimos un mini festival en 2016 con la idea clara de que en 2017 iríamos en serio invirtiendo lo ahorrado. Nos cayeron unos cuantos palos y muchos decidieron irse esa noche a las fiestas del pueblo de al lado porque no teníamos una fiesta hasta las tantas. Por suerte nos fue bien y el festival ha ido creciendo poco a poco de forma sostenible de la mano de grandísimos profesionales, provocando que más gente venga a la localidad y potenciando nuestro Gran Prix de Carrilanas, que es nuestro auténtico cabeza de cartel.

¿Cómo van los preparativos de la edición de 2021? ¿Alguna novedad?

Tenemos claro que 2021 se diferenciará poco de 2020. Tenemos varias alternativas programadas en función de la evolución de la situación sanitaria pero sí que habrá programación adaptada y en la que primará una vez más la parte virtual. La novedad más importante es que tenemos un objetivo claro a corto plazo y en el que emplearemos más esfuerzos si cabe que en lograr la distinción de Fiesta de Interés Turístico Nacional. Queremos conseguir un museo en condiciones en el que podamos unificar los dos locales que tenemos hoy en día, uno alquilado y el otro propiedad de Gerente. El ebanista y presidente de honor de la entidad, ha donado su obra a la asociación y creemos que es el momento de luchar por unas instalaciones en condiciones a la altura de su legado. En cuanto sea posible daremos detalles del proyecto del que será sin duda un museo singular y único en el mundo. Somos conscientes de que es un desafío importante pero iremos a por ello como hemos hecho siempre.

01 mar 2021 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.