Santiago
+15° C
Actualizado
jueves, 26 noviembre 2020
10:19
h

Ribeira va a rehabilitar el muelle fenicio de A Covasa

Se publicó en el BOE la solicitud para ejecutar la obra, al tratarse de dominio público marítimo-terrestre // Tiene cuatro hileras de piedras // La inversión será de 84.535 €

Hace unos 3.000 años, los asentamientos celtas se extendieron por Galicia. En Ribeira se conservan pruebas de que este pueblo ocupó varias zonas altas, como los montes de A Garita, O Facho, Tahúme, Castro da Cidá... Pero también se acomodaba en zonas costeras en las que el mar pudiese actuar de protector. Así, en dicho municipio hay restos castrexos en la zona del Parque Natural de Corrubedo próxima a Couso, conocidos como Castro do Porto de Abaixo. Pero no sólo los celtas dejaron las huellas de su historia en la localidad. En Aguiño, en uno de los puntos más occidentales de la península del Barbanza, se localizan los restos de lo que podría ser un antiguo muelle, protegidos por la Punta da Covasa y la Punta da Barca, lo que ha permitido su conservación.

Es conocido como muelle fenicio o muelle de A Covasa. El nombre de fenicio se debe a que es considerado por muchos como un muelle romano o tardo romano y que fue empleado para el comercio e intercambio con pueblos de origen mediterráneo. Sin embargo para otros se trataría de una construcción del siglo XVIII, creada por los catalanes en su llegada a Galicia para la explotación de los recursos marinos. También se dice que pudieron aprovechar una construcción anterior.

Se compone de enormes bloques dispuestos en cuatro hileras de piedras de cantería, siendo la primera la que forma la base o cimentación, y alcanza una longitud aproximada de unos treinta metros.

Para algunos no resulta fácil su utilidad como muelle, ya que la zona es verdaderamente peligrosa para la navegación e incluso la bahía se encuentra desprotegida en parte de los temporales. Pero si esto no era útil en un pasado seguramente no lo fuera para una conservera o una salazón del siglo XVII.

Se puede observar la roca del suelo que incluso se encuentra rebajada para el posible fondeo de embarcaciones o a modo de rampa de acceso. Los fenicios eran un pueblo de comerciantes que vivieron su apogeo como mercaderes en torno al siglo VIII antes de Cristo y algunos historiadores creen que, tras dominar el Mediterráneo, instalaron en la costa atlántica algún puerto orientado a sus actividades comerciales.

DERRUMBADO PARCIALMENTE. El paso de los años y la fuerza del mar han provocado que parte del muelle se encuentre derrumbado, teniendo zonas de piedra completamente descolocadas, mezcladas con zonas en un estado óptimo de conservación. El Concello de Ribeira le encargó a la consultora Barefar Ingeniería la redacción de un proyecto técnico para su restauración, consolidación y puesta en valor.

El Boletín Oficial del Estado publicó ayer el anuncio oficial de la Demarcación de Costas de Galicia por el que se somete a información pública la solicitud de concesión administrativa para la legalización de la ocupación de dominio público marítimo-terrestre con vistas a dicha actuación. El plazo para la presentación de alegaciones es de 20 días.

El proyecto está firmado por el ingeniero de Caminos, Canales y Puertos Francisco Barea Paz. El presupuesto de los trabajos es de 84.535 euros y el plazo de ejecución de los mismos se estima en cinco meses, contados a partir de la firma de la correspondiente acta de replanteo.

REUTILIZACIÓN. Las tareas previstas consistirán primeramente en el vaciado de todos los depósitos del mar que están sobre la zona, identificando durante su ejecución aquellas piedras que, por su tamaño y forma, pudieran haber formado parte del muelle primitivo, haciendo un acopio de ellas en la zona próxima a la obra para su posterior análisis y reutilización. Luego, una vez dejado el muro a descubierto, se analizarán las zonas que necesitarán de recolocación de piedras.

Para la colocación de las necesarias para la rehabilitación a lo largo del muelle se utilizarán las ya existentes en las proximidades y que hayan formado parte de dicha estructura en algún momento.

Cuando no existan dentro del acopio que se haya realizado piedras utilizables, se traerán de alguna cantera próxima y serán lo más parecidas posible a las existentes, tanto de textura como de color y forma.

PAVIMENTACIÓN DE ACCESOS. El proyecto contempla también la pavimentación de los caminos que sirven de acceso al muelle y la instalación de paneles informativos.

Actualmente, los viales están formados por un pavimento natural de piedra y zahorra; debido al paso del tiempo y las condiciones meteorológicas se ha producido en ellos un importante deterioro, con multitud de ondulaciones, baches y zonas fisuradas que hacen necesario que se efectúen tareas de conservación.

La obra de rehabilitación se desarrollará en dominio público marítimo-terrestre y no resulta necesaria la realización de expropiaciones.

19 sep 2020 / 18:17
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.