Santiago
+15° C
Actualizado
viernes, 30 septiembre 2022
01:22
h

Pazos, casas rectorales y telleiras en la Lista Roja de Patrimonio

Están en riesgo trece inmuebles de Costa da Morte, Barbanza, Deza y el área de Compostela

Siete pazos y casas señoriales, cuatro telleiras y dos antiguas casas rectorales de Costa da Morte, Barbanza, la comarca de Deza y otros puntos del ámbito de Área de Compostela figuran en la Lista Roja del Patrimonio por su estado de abandono y por correr riesgo de desaparición.

Dos de las telleiras se ubican en el municipio de Valga. Se trata de las de Roeiro y Padín y han sido incluidas en la lista por su singularidad. En ambos casos, se conservan los muros perimetrales. Además, en la telleira de Roeiro puede verse el único horno de forma circular de la zona. A pocos metros se encuentran los restos de la vieja vivienda de los telleiros, mientras que la era y el embarcadero “aún pueden verse en el territorio”, según recoge el informe. Por su parte, en Padín se conserva en pie la edificación principal y en buen estado el horno, que es rectangular.

Muy cerca, en Catoira, se conservan los muros de la telleira das Rañas, así como el horno, el embarcadero y restos de la vivienda de los telleiros. En una situación similar se encuentra la telleira de Quintáns, en Rianxo. Ambas se contemplan como elementos protegidos en los respectivos planes generales de ordenación municipal.

En la lista de casas señoriales figuran el pazo y torre de Guimarey de A Estrada, el cual se encuentra en proceso de ruina, con los edificios cubiertos de vegetación, a pesar de estar declarado como Bien de Interés Cultural (BIC). En un estado avanzado de ruina se halla también el pazo de Bergazos o de los Gil de Taboada, de Lalín. Varios de los muros están caídos, la maleza invade el inmueble y parte de la cubierta está derruida.

En la comarca de Barbanza, la Casa da Cadea, la antigua cárcel de A Pobra do Caramiñal, está igualmente en estado de ruina. Según se recoge en su ficha de la Lista Roja, hace unos años la administración local barajó la opción de comprar el inmueble para demolerlo. Y en el vecino municipio de Boiro aún figura el Pazo de Goiáns, que se encontraba en peligro de derrumbe, si bien el Ayuntamiento llevó a cabo la restauración del inmueble, que había sido incluido en la lista “para concienciar a la ciudadanía y a su propietario”, que es el Concello de Boiro.

Y en Costa da Morte, el Ayuntamiento de Cabana de Bergantiños cuenta con dos inmuebles en la Lista Roja: la Torre da Penela de Silvarredonda y la casa rectoral de Corcoesto. La primera, declarada BIC, corre peligro de derrumbe, y el interior ya se vino abajo. Lo mismo le sucede a la rectoral de Corcoeste, cuya cubierta se derrumbó.

Por su parte, el Pazo de O Vilar (Zas), conocido como A Rectoral, por haber sido casa parroquial durante el siglo XX, se encuentra en estado ruinoso, sin cubierta y vaciado su interior, corriendo peligro de desaparición. En ruinas se halla también la casa renacentista de A Vacariza (Dumbría), un bien catalogado que tiene tres escudos en su fachada que están declarados como Bienes de Interés Cultural (BIC).

En el Área de Compostela, concretamente en el municioio de Brión, se ubica el Pazo de O Casal, que presenta desplomes de muros, y cuyo retablo de la capilla desapareció. Achacan esta situación a las “malas restauraciones historicistas” y a proyectos que no se ejecutaron.

Las pinturas murales de Moraime y la iglesia lalinense de Palio ya pasaron a la Lista Verde

Muxía. En el plano positivo destacan las restauradas pinturas murales de la iglesia románica de San Xulián de Moraime (Muxía) y el templo de Santa Eulalia de Palio (Lalín), cuyo proyecto de rehabilitación está en marcha. Ambas pasaron ya a la Lista Verde.

El complejo religioso de Moraime fue declarado Monumento Nacional en el año 1972, y las intervenciones promovidas por la Consellería de Cultura entre 2015 y 2018 permitieron eliminar las humedades de la iglesia y restaurar las pinturas ubicadas en el muro norte, las cuales habían permanecido ocultas bajo una capa de cal.

Se trata de un interesante ciclo de ocho lienzos que representan los siete pecados capitales y la muerte. Su estilo es gótico-flamenco y componen un programa iconográfico de los llamados pecados mortales en la época, en el que se contrastan los vicios, instigados por demonios, con las virtudes o remedios.

Por su parte, la iglesia de Santa Eulalia de Palio, perteneciente a la parroquia de Cercio, abandonó la Lista Roja tras elaborarse el proyecto de rehabilitación del templo protorrománico, promovido igualmente por la Consellería de Cultura, y dotado de un presupuesto de 190.000 €.

Presenta el aspecto de los templos primitivos visigóticos rurales, pero con elementos de estilo románico emergente: pequeña nave, ábside rectangular y dos puertas, la principal con remate ovalado y la lateral, rectangular.

La parte superior de la nava se rehizo, perdiendo los canecillos primitivos de la cornisa. En el interior destaca el arco triunfal de medio punto que se apoya en dos capiteles con motivos vegetales y una figura en el centro. J. M. r.

27 dic 2021 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.