El Correo Gallego

Opinión » Cartas al Director

Mariano García y 79 firmas . A Coruña

Festival erótico

09.06.2009 
A- A+

Acabamos de ver anunciado que en A Coruña ha aterrizado el primer Salón Erótico de Galicia. Si de verdad fuera erotismo, nada tendríamos que alegar, pero cuando nos metemos en su pagina web, nos damos cuenta de que el acontecimiento no es ni más ni menos que un espectáculo para el fomento de la pornografía. Ahí sí que ya no podemos estar de acuerdo. Escenas de sexo en vivo, pruebas de sexo, cástines, etc. Esto es parte de lo que se promociona en este festival. En definitiva, una serie de actos que van en contra de la dignidad del ser humano, tanto del hombre como de la mujer, y que se derivan del oficio más antiguo del mundo. Es mentira que este sea el primer salón erótico de Galicia. Si recordamos, este tipo de salones, se inicia hace años en Barcelona, exactamente en la localidad de Hospitalet. Cuando de verdad se sabe lo que hay detrás, es decir, fomento de pornografía y captación de mujeres para la prostitución, una de las esclavitudes del siglo XX, hasta partidos tan progresistas como ERC se oponen tajantemente a este tipo de actos. Hay que recordar que fue Pilar Raola una de las promotoras de su retirada. Posteriormente se trasladó a Vilagarcía de Arousa, y nuevamente fue retirado por la oposición de grupos feministas y por asociaciones de padres de familia. Últimamente se trasladó a Madrid, apoyado por dos empresas muy importantes a nivel nacional. Nuevamente, una de ellas, al conocer la realidad que allí había, retiró su publicidad para el próximo año.

Ahora nos ha tocado en A Coruña. En esta época en que tanto se habla de la educación sexual a los jóvenes para evitar posibles embarazos e infecciones de transmisión sexual, nos gustaría saber qué van a enseñar los padres que vayan a este tipo de ferias a sus hijos, donde la representante principal es la famosa Cicciolina.

Lo que no me cabe en la cabeza es que la fundación Expocoruña, que está regida por Xunta, Diputación y Confederación de Empresarios, sea capaz de dar el visto bueno a este tipo de actos.

Es tremendamente grave que veamos normal poner al cuerpo de la mujer como un producto más de consumo y que se venda al mejor postor.

¡Lamentable, simplemente eso, lamentable!