El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Opinión » Cartas al Director

Xabier Vila-Coia . Madrid

Vivan de otra cosa

11.04.2010 
A- A+

Últimamente, algunos medios de comunicación, demasiados personajes públicos y un número creciente de ciudadanos opinan, manifiestan y publican que la creación cultural no es totalmente original porque todo autor ha sido influenciado -y ha aprendido- por sus predecesores, y de ahí infieren que el fruto de su trabajo ha de ser ofrecido gratuitamente a la sociedad; opinión que lo único que demuestra es gran ignorancia de la naturaleza y de las exigencias del proceso creativo y una idea incomprensible en un sistema de producción que, desde la abolición de la esclavitud, se caracteriza por retribuir a los trabajadores por el producto de su esfuerzo, sea cual fuere la naturaleza (material o intelectual) del mismo.

Sin entrar a considerar que lo que un autor haya podido leer, ver o escuchar a lo largo de su vida y le sirva como inspiración de sus obras le habrá costado no poca dedicación y dinero, cabría realizar idéntica reflexión respecto de la lengua que un actor, un periodista o un orador parlamentario emplean para ganarse la vida, heredada de sus antepasados; las herramientas que los mecánicos, fontaneros o electricistas utilizan habitualmente, ninguna de las cuales fue diseñada por ellos; o también respecto a los conocimientos de un arquitecto, un abogado o un médico, que no son sino tomados de otros que les antecedieron en la profesión pero que les permiten a ellos vivir dignamente.

Estamos llegando al extremo de que se generalice la respuesta que un especialista en informática me dio no hace mucho, cuando le comenté que bajarse sin autorización canciones, películas o libros de Internet perjudicaba a sus creadores: "Los artistas que vivan de otra cosa".