El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Opinión | opinion@elcorreogallego.es  |   RSS - Opinión RSS

al sur

JAVIER SÁNCHEZ-AGUSTINO

Ciencia global (y II)

24.10.2010 
A- A+

LA CIENCIA, los descubrimientos y la sabiduría al alcance de cualquiera aseguran que el avance de la humanidad pueda lograr cotas insospechadas.

La contemplación minifundista de los problemas que inquietan a la sociedad, lejos de resolverlos, aporta una visión miope del objetivo del hombre que es triunfar en su perpetuación.

Somos una especie joven de un millón de años. Impúber en magnitudes universales. Necesitada de cuidados que le permitan madurar e incluso envejecer. Amenazada por un primitivo sentido de la supervivencia que obstaculiza su progreso. Sólo una percepción más cenital de nosotros mismos evidencia nuestra insignificancia y la conveniencia de un verdadero proyecto común. Dos contiendas mundiales han sido insuficientes para tomar razón de esta necesidad.

El físico Michio Kaku divide las civilizaciones en tipos según el estadio de dominio científico. Las de clase 0 -la nuestra- permanecen envueltas todavía en un estado de ensimismamiento que desprecia el interés por la propia existencia; centradas más en obtener recursos que satisfagan necesidades personales. Las de clase I dominan el clima y aprovechan toda la potencia planetaria. Las de tipo II rinden la totalidad de energía de su sol. Las de III, la de su galaxia. Las dos últimas son inmortales por asegurar la pervivencia de la especie. Algo inalcanzable aún para nosotros.

Internet es hoy el único proyecto colectivo que atisba un sistema de comunicación propio de una civilización tipo I, que nos enlaza por encima de sectarismos o fundamentalismos. Nuestra transición hacia niveles más altos de conocimiento depende de proyectos globales, en los que aquél, el conocimiento, se divulgue libremente, se intercambie, alimente y multiplique. Internet es denostado por los que ven en su control el medio de garantizar la pervivencia de su arcaico sentido de la existencia.

Abogado