El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Opinión | opinion@elcorreogallego.es  |   RSS - Opinión RSS

{OPINIÓN}

PILAR VIDAL LÓPEZ

La fortaleza está en nuestras diferencias

19.11.2013 
A- A+

El socio del Presidente de la Generalit, Oriol Junqueras, viajó la semana pasada a Bruselas para participar en una conferencia sobre el “derecho a decidir”, que le vino como “anillo al dedo” para soltar perlas, que le valieron un aluvión de críticas, tales como: “Si hemos sacado a dos millones de personas a la calle --- ¿quién dice que no podríamos parar la economía catalana durante una semana?
Al señor Junqueras sólo le importa la consulta soberanista, una idea obsesiva, fija, como un pensamiento recurrente que irrumpe en su mente, quizá eso le pueda provocar alguna ansiedad. Parece como si Cataluña no tuviese más problemas. Con un déficit fiscal, más o menos, de 16000 millones de euros, no pueden pagar facturas, precisando constantemente del Fondo de Liquidez Autonómico. Aunque para el nacionalismo exacerbado, Cataluña “alimenta a España” (¿?). Esta consigna es un dogma de fe para determinados políticos, que venden patriotismos baratos y el desprecio al resto de la nación así eluden sus responsabilidades, demagogia, demagogia.... Tienen a Cataluña “manga por hombro”.
El líder de ERC destaca por sus ideas un tanto “subjetivas” sobre lo que desea para los catalanes y un “estado Catalán”, aunque no sabe cómo. En septiembre, proclamaba que “amaba a España”, hablaba de la doble nacionalidad, como si los catalanes no gozasen, en la actualidad de ese estatus. Para algunos sólo cuentan los que piensan como ellos ¿y los demás? ¿Hay que obligarles a pensar igual? No hay nada peor que los extremos en cualquier idea política.
“Botiflers” es un término despectivo, que usan algunos nacionalistas, para definir a los catalanes, que según ellos, “colaboran con España” y no están de acuerdo con el secesionismo, separatismo, independencia o como quieran llamarle. Menos mal que “charnego” ha quedado en desuso. Se utilizaba para definir, despectivamente, a los inmigrantes procedentes de otras zonas de España o para referirse a los hijos de un matrimonio entre un catalán y otra persona no nacida en Cataluña. En la actualidad hay muy pocas familias que se puedan considerar de una larga raigambre catalana, la mayoría tiene algún familiar que procede de otro lugar de España. En concreto la mayor cantera de los votantes de ERC son hijos de muchos inmigrantes andaluces, extremeños, murcianos, gallegos, castellanos etc. que encontraron en el nacionalismo catalán una vía rápida de integración. Tenemos como ejemplo al anterior presidente de la Generalit, José Montilla, nacido en Izájar (Córdoba) se trasladó a los 16 años a Cataluña, afirmó que la canción de su vida es “Mediterráneo” de Lluis Llach, aunque todo el mundo sabe que la cantaba José Manuel Serrat. Tal cual como su política, así dejó a Cataluña....
Movimientos independentistas surgen en muchos lugares, no sólo en España, citaremos algunos ejemplos. En Canadá, Quebec, que ha vivido dos referendos, en 1980 y 1995, la población se manifestó mayoritariamente en contra. Sus habitantes se preocupan más por el coste de la vida. En Italia, la Liga Norte, un partido secesionista, que apoyó a Berlusconi, promovió el Estado de Padania, que incluiría a Milán, Venecia y Florencia. En esta zona se siente, como en Cataluña, que aportan más a las arcas del Estado, que el resto de Italia. También surgieron otros movimientos separatistas en Tirol del Sur y Véneto. En EEUU, al norte de California, en el condado de Siskiyou, famoso por su vinculación histórica a la fiebre del oro. Aspira en convertirse en el estado número 51, bajo el nombre de Jefferson. En 2014, el 18 de septiembre, se celebrará un referéndum en Escocia, para pronunciarse sobre su futuro. Nos preguntamos, qué pasaría si los escoceses dicen no. A Escocia miran los nacionalistas catalanes, aunque son muchos los que ven, a ese movimiento independentista, con escepticismo.
Actualmente en el mundo la unión es la ideología y no el separatismo, porque la fortaleza está en nuestras diferencias. Tal vez algunos políticos no entienden aquello que decía, el trigésimo sexto presidente de los Estados Unidos, Lydon Jhonson, “no hay problemas que no podamos resolver juntos, y muy pocos que podamos resolver por nosotros mismos”.