El Correo Gallego

Opinión | opinion@elcorreogallego.es  |   RSS - Opinión RSS

{ EL DÍA DESPUÉS }

PEPE CASAL

4 - 3 - 2

18.02.2014 
A- A+

El TITULAR NO ES el de una táctica o un sistema de juego, son tres dígitos muy importantes para el Rio Natura. El 4 se refiere a las 4 victorias consecutivas que es un récord muy difícil de conseguir para una gran parte de los equipos que militan en la Liga ACB, y para los equipos modestos casi es un récord que acerca a la salvación. El 3 hace referencia al colchón de 3 partidos de diferencia con los seguidores en trámite de descenso. No es un bagaje decisivo pero sí es una diferencia que a estas alturas de la temporada da tranquilidad y elimina la presión que no suele ser una buena compañera de viaje. Por último está el 2 que significa el valor de una victoria doble al recuperar el basket average con los del Congost, que a pesar de continuar reforzándose han perdido un poco su ímpetu inicial. Creo que nadie, Moncho incluído, pues así lo manifestó a la Radio Galega, podría imaginarse la recuperación de la diferencia de 17 puntos.

Sinceramente he de decir que le tenía miedo a este partido por varias razones. La primera es que cuando adquieres un estado de bonanza y equilibrio en el juego, con una dinámica positiva en entrenamientos y resultados, cualquier alteración en la rutina diaria es muy peligrosa y puede romper o trastocar todo lo bueno que el Obra estaba haciendo en este último mes. La Copa del Rey vino en un teórico mal momento para los equipos que estando en la mejor dinámica de la temporada, no pueden jugarla, prueba de ello es que incluso el bueno de Muscala antes de marcharse de minivacaciones a Tenerife declaraba en Santiago TV que prefería seguir jugando, ya que él y el equipo se encontraban muy bien. El jugador cuando gana y está haciéndolo bien quiere seguir jugando y desea que llegue el próximo partido. La segunda es que Manresa es una cancha complicada, con público animoso, en la que no es fácil ganar. La tercera es que los manresanos se han reforzado con dos jugadores, Ljubicic base y Goodridge pívot, que han sido fichados para dar al equipo un empujón en la calidad de su rotación en la dirección del juego y al mismo tiempo mejorar en la faceta de rebotes e intimidación. La cuarta es que la incorporación de nuevos jugadores siempre te puede sorprender a efectos de scouting ya que para la preparación táctica del partido tienes menor información de ellos.

En fin, todos estos lógicos temores quedaron por tierra por la gran actuación defensiva aderezada por los tres estiletes ofensivos que esta vez fueron Dewar, Muscala y Oriol, con mate incluído. Si sumamos su anotación conjunta, 53 puntos, casi ganan ellos solos al Manresa. El sorprendente resultado, digo sorprendente por la diferencia de puntos, demuestra que el parón ha resultado positivo y que el Obra sigue en su racha de buen juego. Conseguir el sábado la quinta victoria ante el Joventut sería la leche.